Rosalía (Motomami World Tour) – Plaza de Toros de Granada 12/07/22

Rosalía, la artista más exitosa e internacional de nuestro país en las últimas décadas, ha arrasado en la que ha sido la tercera cita del Motomami World Tour. Ha sido su penúltima parada en Andalucía, antes de comenzar a recorrer el resto de España, Latinoamérica, EEUU y otros países europeos, con cerca de 50 fechas confirmadas en grandes recintos.

La cantante catalana estuvo apoteósica en la Plaza de Toros de Granada, que sonó a la perfección, nada que ver con los problemas de sonido que hicieron mella el sábado en el Estadio Olímpico de Sevilla.

El generoso setlist estuvo centrado mayormente en su último disco, Motomami (2022) e, inevitablemente tuvo al reggaeton como eje vertebrador, aunque también hubo espacio para la música urbana, la electrónica, el pop, el R&B o el flamenco; el que hasta hace poco era su género estrella, pero que cada vez es más secundario en su repertorio. Confirmaba así que se encuentra más cerca de Madonna o de Beyoncé que de Morente y de Camarón.

Su propuesta se alejó de lo que entendemos por un concierto convencional, con un decorado minimalista, entregados bailarines, intensas coreografías y enormes pantallas led, que transmitieron cada baile en riguroso directo, pero sin músicos ni instrumentos, exceptuando a la propia Rosalía a la guitarra interpretando una eléctrica versión de «De plata», o al piano en «Hentai», y la breve actuación de un teclista en «Sakura». Ni falta que hizo, porque el espectáculo, aún con música pregrabada, resultó eminentemente visual, versátil e imaginativo y se ejecutó de forma exquisita, conquistando con creces a los granadinos y granadinas.

Es cierto que se echaron en falta más canciones de su sobresaliente debut, Los Ángeles (2017) y sobre todo de su obra maestra, El Mal Querer (2018), pero el espectáculo no se vio resentido gracias a hits como «Saoko», «Candy», «Bizcochito», «Blinding Lights» o “Chicken Teriyaki”, baladas como «G3N15» y «Delirios de grandeza», momentos de “perreo” como “La noche de anoche” o “Con Altura” e incluso un par de temas nuevos; “Despechá” y “Aislamiento”. Además, no faltaron las aclamadas “Pienso en tu mirá” o “Malamente” y una despedida por todo lo alto con la fiestera “CUUUUuuuuuute”.

La increíble voz de Rosalía, su dominio escénico y su magnetismo despertaron furor desde el primer minuto de espectáculo hasta el último, y las canciones de Motomami, aún lejos de la profundidad de sus anteriores trabajos, se reafirmaron como una alternativa a la radiofórmula, que ahonda en nuevas sonoridades y estructuras desde una óptica bailable, sencilla y disfrutable. Un pasatiempo gourmet para la era TikTok.

Fotos Rosalía: Jesús García Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien