Silent Carnival – Somewhere (Backwards)

Una polaroid difuminada. La mira extraviada. Un personaje enigmático que pasea por lo que parece un paraje de ensueño, irreal, fantasmagórico. Preciosa portada que ilustra el tercer trabajo discográfico del italiano Marco Giambrone en su alias Silent Carnival. Un disco, “Somewhere” (Backwards, 2018) que te va introduciendo en un estado de letargo inoculándote una extraña sustancia opiácea que hace desvariar tus sentidos. Por momentos, algunos acordes pueden recordar a los mejores Red House Painters, sobretodo los que inventaron ese sonido único en aquel maravilloso Down Colorful Hill, pero también toman prestada la estética del escapismo, de los murmullos ahogados del cine mudo, y así muchas cosas más. Precioso descubrimiento este, que me hace rememorar algunos sonidos de los 90 que aún salvaría.

Un pentagrama que se alía con la abstracción, en una conjunción de acordes serpenteantes y sinuosos, quedos. Rico en matices estos sonidos se adhieren a tu piel, de hecho forman una doble capa, con una hermosa conjunción instrumental (autoharpa, sintetizadores, una batería que recuerda a Low, percusiones, timbales…), y el perfecto empaste de voces entre Marco y Caterina Fede.

El bajo en “Somewhere” dota, aun más si cabe de poder cinemático al tema: estamos en un imaginario páramo en el lejano oeste donde todo pasa a cámara lenta, y un travelling panorámico muestra las ruinas de nuestra alma. “Shiny Empty Boxes” se escurre de nuestros sueños, mientras una mullida manta de electricidad shoegaze y el temblor vocal de Marco te deja en un estado de duermevela, como los mejores Piano Magic.

Esos ecos de eriales congelados en tu imaginación vuelven en la exótica “Calvary” que avanza sobre una ciénaga de slowcore e ilusorios field recordings. Belleza cómplice. La misma que nos acompaña en el rasgueo sutil de guitarra en “Endurance” que recuerda a los lienzos impresionistas de Mark Kozelek o a American Music Club. Así, con estos mágicos compases se desvanece el otoño.

Escucha Silent Carnival – Somewhere

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.