Tears For Fears – The Seeds Of Love Deluxe (Universal)

Han pasado más de 30 años y aún recuerdo como si fuese ayer cuando entré en Sevilla Rock (¡Ay, penita, pena!) y vi esta obra en la estantería de novedades. No lo dudé un momento y la adquirí del tirón. Estaba deseando comprarla; el single “Sowing the seeds of love” me tenía enganchado. No conocía nada de Tears For Fears, ya que, además, andaba en mis primeros compases adolescentes y mis gustos musicales derivaban en la onda Stock, Aitken and Waterman. Pero esta obra abrió la veda para otro tipo de sonido y estilo que empezó a definir el Toño que soy ahora. Dejé atrás la radiofórmula y viré hacia aquello que me emocionaba o aportaba algo más que un bailoteo. Necesitaba letras y contenidos. Y este álbum, con portada fondo azul (homenaje a Miró) me fascinó. Cuando pagué la de la caja dijo; “Buena elección”, y salí de allí sonriente. Fui para casita deseando escucharlo entero. Ahora, con esta edición remasterizada y ampliada acabo de rememorar aquella sensación. Esas pequeñas cosas/que nos dejó un tiempo de rosas tal como cantaba Serrat. Aquello de sentarte en la cama, quitar el plástico, sacar el disco de su envoltorio, ponerlo en el tocadiscos, levantar la aguja y empezar a escuchar mientras repasas las letras, las fotos, la información que venía en la carátula. Uf, ¡qué inmenso placer!

Comenzaron a grabarlo a finales de 1986. “Sowing The Seeds Of Love”, el gran hit y la única composición conjunta entre Orzabal y Smith, suena Beatles total, épico, con coral y orquesta y su avance te iba adentrando aún más en la perseguida psicodelia que pretendía. Luego “Swords and Knives”, que fue escrita para la banda sonora de Sid y Nancy, pero la rechazaron porque no sonaba punk. Tal fue el nivel de perfección que exigieron para el álbum que de ahí surgió un mal rollete entre los dos que ha durado hasta hace poco. Fijaros como sería de fuertecita la cosa que los músicos de estudio, entre ensayo y ensayo, subtitularon el álbum como “Famous Last Words”. Llegó a las tiendas en septiembre de 1989 y alcanzó un éxito absoluto (1er. lugar en Inglaterra y 8º en los EE.UU). Pero la exigencia para con el mismo fue tan dura que esa sería la última gira en la que participó Curt Smith. Hasta hace unos años que decidieron hacer las paces. Orzabal siguió usando el nombre del grupo y sacó dos discos más, pero fueron muy reguleros a decir verdad.

La cuestión es que, desde el 9 de octubre, está disponible un set de discos compilados en una caja; 4 CDs, súper deluxe; una mezcla de sonido envolvente reconstruida por Steven Wilson en los estudios Abbey Road. Podemos encontrar desde la remasterización, caras B, remezclas y hasta inéditos y lo venden tanto en vinilo y blue-ray.

Según Curt Smith, de haber mantenido todas las partes ‘Sowing the Seeds of Love’ habría sido una obra maestra psicodélica de más de 9 minutejos. Pero no sólo de esas “semillas del amor” vive esta edición. Especial interés hay que prestar a las versiones del “Advice for the young at heart” pues con ella entraron en la edad adulta de su repertorio. Por cierto, “Sowing the seeds of love”, ganó el Grammy a Mejor video del año. Y aunque en aquel momento tuvo gran repercusión hoy mucha gente ni se acuerda de ella o la tiene más que olvidada y eso no puede ser. Porque, mirad, está la balada por excelencia –“Woman in chains”-, con el vozarrón de Oleta Adams y la batería de Phil Collins que hoy ha tornado en un himno para el movimiento feminista. Luego, los amantes del soul, tienen “Badman’s song” con unas nerviosas notas a piano modo jazz.“Advice for the young at heart” es la única canción del disco en la que el peso vocal cae totalmente en Curt Smith y lo hace con soniquete relajado, sosegado, elegante y melancólico. “Standing on the corner of the third world”, susurra sobre problemas sociales coreado por mujeres. “Swords and knives” es pura transición y cuando llega “The year of the knife” un atronador y afilado solo de guitarra se ve apoyado con potente batería y bajo para acompañar al vocalista que nos sumerge en una épica musical. Prosigue con “Famoust last words”, también tema muy modo estar de capa caída. Pero claro, en la edición esta que os hablo hay tantos descartes, sesiones de estudio, versiones instrumentales y, por supuesto, bonus tracks como “Tears roll down”, un tema muy experimental que solo incluye un párrafo. O “Always in the past”. Para terminar, se incluye una canción que ya conocimos hace años; una variación a partir de “Sowing the seeds of love”, que se transforma en “Johnny Panic & the bible of dreams” modo rap.

Lo dicho, un goce. Yo como que me lo voy pidiendo ya para Reyes, por si las moscas.

Escucha Tears For Fears – The Seeds Of Love Deluxe

4 comentarios sobre “Tears For Fears – The Seeds Of Love Deluxe (Universal)

  • el 20 Octubre, 2020 a las 5:05 pm
    Permalink

    qué pasote de reedición

    Respuesta
  • el 20 Octubre, 2020 a las 7:17 pm
    Permalink

    Hola Toño. Los dos siguientes discos de Tears for fears a éste (Elemental y Raoul and the kings of Spain) no eran tan reguleros como dices. Tenían canciones estupendas pero no llegaron al nivel anterior a los primeros discos.
    Por cierto, la canción “Johnny Panic & the bible of dreams” ya apareció publicada en el recopilatorio de caras B, que se editó tras “The seeds of love”, llamado “Saturnine martial & lunatic”, y tengo entendido que fue muy bailado en las discotecas de Reino Unido.
    En dicho recopilatorio, aparte de muchas joyitas, aparece una magnífica versión del “Ashes to ashes” de David Bowie.
    Ah. Yo también me compré “The seeds of love” en Sevilla Rock.
    Un saludo.

    Respuesta
  • el 14 Noviembre, 2020 a las 4:58 pm
    Permalink

    Hay sentencias que se dan y repiten como verdades absolutas. Muchas veces cimentamos nuestras opiniones con ellas. Una que se ha difundido mucho es que el mejor disco de Tears for Fears es el “Big Chair”. Es un gran disco, sin duda, pero para muchos el “Seeds” lo supera con creces. Para mí es una obra maestra desde el inicio hasta sus Famous Last Words (mi favorita de la banda).
    Otra “opinión” muy difundida es que los dos LP en los que Orzabal se apodera solo del nombre del grupo son poco menos que mediocres. Pues una vez más, somos unos cuantos los que disentimos; al menos, a medias. Para un servidor, Elemental es bastante flojo en comparación con el resto y esto me podría haber llevado a obviar el siguiente o no darle las suficientes escuchas. Pues no, no lo hice y para mí, ‘Raoul…’ es el segundo mejor álbum de Tears For Fears. Incluso conozco a una persona que lo tiene como favorito del lote. Temazos como ‘Sketches of Pain’ con ese desenlace progresivo; ‘Sorry’, que aún no comprendo cómo no fue promocionada para ser un súper hit: ‘God’s Mistake,” pop perfecto y magníficamente ejecutado, la emocionante ‘Me and my Big Ideas’; el baladón también absurdamente ignorado ‘Secrets’, con la voz de Roland Orzabal en estado de gracia, la propia ‘Raoul and The Kings of Spain’, a pesar del calco rítmico en modo U2, … La caja de puros (como yo lo llamo debido a una edición que poseo) es un enorme disco de un enorme grupo, quizá no tan valorado seriamente como se merece.
    Ah, lo olvidaba, la audiófila (lo bien que suena en la nueva edición) y épica Swords and Knives no es en absoluto una canción de transición, sino de lo mejorcito del disco, en mi opinión.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.