The Album Leaf – A Chorus of Storytellers (Subpop)

Tras cuatro discos y una variada colección de EPs y colaboraciones, la banda de Jimmy LaValle ha desarrollado un sonido propio, herencia de un post-rock barnizado con toques de electrónica e incluso IDM y una querencia por los sonidos ambientales e hipnóticos, que pocas sorpresas depara en este quinto y nuevo trabajo de sugerente título. Se trata de un disco precioso y, como los anteriores, rico en texturas y algo melancólico, como esas bandas sonoras que acompañan paisajes bellos y bucólicos. Pero el principal problema es que LaValle se ha acomodado en el nicho musical que tan exquisitamente se ha fabricado y ha entregado un trabajo continuista, al que le falta un poco de riesgo y sobretodo algo más de emoción.

A Chorus of Storytellers alterna canciones instrumentales (“Perro”, “Blank Pages” o “Stand still”) con otras en que la voz se muestra como un instrumento más, flotando sutil y acoplándose a la perfección a ese tono lento de la música (“We are” y sus coros son un buen ejemplo). También combina temas atmosféricos y cinematográficos con otros en que suenan más como una banda al uso. Este es el caso de la  excelente “Falling from the sun”, co-escrita y cantada por Pall Jenkins de The Black Heart Procession, que es el tema con la estructura más pop del disco. O de “Almost there”, con el sonido pastoral, e incluso hippy, que le dan los juegos vocales. Además, para la grabación de este quinto largo de The Album Leaf, LaValle ha contado en el estudio con la banda que normalmente le acompaña en directo, y ha conseguido así unos arreglos casi orquestales, compactos y sobrios, que encajan a la perfección y dan un aire etéreo a los temas.

Se trata de un trabajo homogéneo y completo, que recorre una senda parecida a la de Sigur Ros. No en vano Birgir Birgisson (responsable del sonido de alguno de los discos de los islandeses) se ha encargado de la mezcla del mismo, y de hecho “Until the last” no desentonaría nada en un disco de los islandeses, de los que siempre han estado muy cerca. Realmente este A Chorus of Storytellers es un disco muy bonito.

Por eso aún sabe peor reconocer que después de varias escuchas desgraciadamente se queda uno como ese clima islandés que tanto parece inspirar a LaValle: frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.