The Orchids

Ver a Primal Scream ensayar en la calle en la que nosotros vivíamos, ayudó a que nos atreviéramos a decir: si ellos pueden hacerlo, nosotros también´

The Orchids fueron uno de los grupos más importantes de la mítica discográfica Sarah Records. A finales de los 80 y principios de los 90 editaron tres importantes discos dentro de la escena “twee pop” y después se separaron. Desde su resurrección en 2007 con “Good to be a Stranger”, han pasado varias veces por España, la última en el pasado Tanned Tin, presentando The Lost Star (2010), su último largo hasta la fecha.

Muzikalia ha entrevistado a Keith Sharp, guitarrista del grupo escocés.
 
Pasan 13 años desde “Striving for the Lazy Perfection” (1994) hasta “Good to be a Stranger” (2007) y éste ultimo parece una continuación natural del anterior y no desmerece en absoluto vuestra carrera anterior. ¿Por qué tanto tiempo cuando aún teníais mucho que ofrecer?
En los años que pasaron entre esos dos discos siempre nos mantuvimos como amigos y muchas veces hablamos, mientras tomábamos una cerveza, de la posibilidad de hacer música juntos de nuevo, pero nunca se materializaba. Alrededor de 2003 surgió un interés en la banda y el sello LTM nos propuso lanzar nuestro antiguo material en CD, lo cual actuó como catalizador para volver al local de ensayo. Todo fue rodado desde ese primer ensayo, pero de alguna manera era como volver a empezar de nuevo por lo que pasó alrededor de un año hasta que empezamos a tener las canciones que luego formarían Good to be a Stranger (2007). Se puede decir que sin que nos diéramos cuenta se produjo esa brecha de 13 años entre los dos discos.
 
Vuestro último disco, The Lost Star (2010), es muy variado, temas de toda la vida como Doot Doot, Les Spectacles de la Foire, algo más tecno (God of Special Things), incluso bailables (The way that eryou move). La verdad es que nos dejó más que satisfechos. ¿Estáis trabajando en nuevo material?
Gracias por tus palabras. Nosotros sentimos que The Lost Star es un disco más redondo y completo que algunos de nuestros primeros discos y cuenta con una gran calidad a lo largo del mismo. Tuvimos más tiempo para escribir las canciones y también para grabarlas, debido al hecho de que lo hicimos todo nosotros mismos con la ayuda de Ronnie, nuestro bajista, que se encargó de producir el disco usando nuestro propio equipo. Mirando un poco al futuro, hemos empezado a trabajar en algunas canciones nuevas pero están aún en una fase de demo, espero que podamos tener un nuevo álbum en el futuro.
 
En vuestra web se dice que The Lost Star está producido por Ronnie Borland, vuesto bajista, y que contasteis con Ian Carmichael para la mezcla. ¿Cuál es la influencia de este último en vuestro sonido? (fue productor de sus discos de los 90 y formaba parte de One Dove, grupo de música de baile), ¿vuestra inclinación por sonidos sintéticos en algunos de vuestros temas viene de él?
Sí, nosotros mismos grabamos las pistas básicas en el estudio de Ronnie y Ian entró más tarde en el proyecto, en la fase de mezcla. También grabamos la gran mayoría de voces de James en el estudio de Ian en Manchester. Ian ha estado implicado en la banda desde finales de los 80 y es genial a la hora de poner los toques finales a las canciones y darles forma. Además, es un gran pianista y consigue añadir esa faceta suya a la mezcla final. Algunas de las canciones estaban casi terminadas cuando Ian entró en juego pero hay otras que han cambiado de manera radical, lo cual ha hecho que el disco sea más diverso. Ian además ha ayudado a determinar la manera en la que “fluye” el álbum, al juntar algunas canciones, ¡lo que ha evitado discusiones acerca del orden de las mismas!
 
Para muchos, Sarah Records es la discográfica indie con mayúsculas debido a su política de lanzamientos y a su forma de actuar. Vosotros os mantuvisteis fieles a Sarah hasta el final, incluso os separasteis a la vez que el sello cerraba. ¿Qué podéis decirnos sobre la idiosincrasia de la compañía, la política de los singles en 7”, los EP´s de 10”?
Para nosotros fue una época magnífica y aún hoy en día mantenemos contacto con Matt y Clare y con miembros de otras bandas. Hemos pasado muy buenos ratos mientras estábamos de gira con compañeros de sello, hemos pasado tiempo en sus casas y a menudo nos veíamos en el famoso “piso base” que la compañía tenía en Bristol, y desde el cual Matt y Clare llevaban todo lo referente a Sarah Records e incluso metían personalmente los singles en sus fundas de plástico.
Para nosotros fue importante que los singles de 7” no estuvieran también en los discos, pero también he de decir que fuimos la primera banda de Sarah en romper la regla de “no singles de 12”.
En este sentido te encuentras con gente a lo largo del Reino Unido y Europa que comparten un espíritu acerca de la etiqueta “tweet”, una especie de “obligación”, lo cual está bien, pero a veces tenía sus inconvenientes. En seguida te pueden etiquetar como “tweet” y mucha gente se queda ahí. Por otro lado había otra gente que verdaderamente seguía la escena. A nosotros no nos importaban realmente las etiquetas, sólo queríamos hacer música y pasarlo bien. Si nos escuchas a nosotros y luego a otras bandas como St Christopher, The Harvest Ministres, The Springfields o Even as we Speak, te encuentras simplemente con grupos pop haciendo buena música.
 
Pienso en Glasgow y alrededores a mediados de los 80 y se me ocurren The Orchids, The Pastels, BMX Bandits (todos abanderados del Twee y del C86) y un poco alejados del género pero muy importantes también como The Jesus and Mary Chain, The Wake o los primeros Primal Scream. ¿Qué pasaba por allí a mediados de los 80 para que surgieran tantas bandas fundacionales de lo que hoy conocemos como IndiePop en tan poco tiempo?
En la época en la cual nosotros crecimos fuimos bendecidos con música de los primeros ochentas que ha aguantado el paso del tiempo, de bandas como Aztec Camera, Orange Juice, Lloyd Cole and the Commotions, Primal Scream, Friendo Again, The Bluebells, The Bathers y The Wake por nombras sólo a algunos. Y luego estaban The GoBetweens, que parecían ser una banda de Glasgow ya que ellos vivieron allí durante un tiempo. Así que no fueron sólo bandas de Glasgow las que nos influyeron. Ciertamente, ver a Primal Scream ensayar en la calle en la que nosotros vivíamos, ayudó a que nos atreviéramos a decir: “si ellos pueden hacerlo, nosotros también”, pero a nosotros nos gustaba todo tipo de música. En otras ciudades tampoco lo hacían mal, por ejemplo Liverpool contaba con bandas como The Wild Swans (luego The Lotus Eaters), Pale Fountains, Teardrop Explodes y en Manchester estaban New Order, The Smiths y James.
Viviendo en Glasgow, podías ver conciertos tres o cuatro veces por semana y la excitación y la atmósfera de esos eventos era algo que realmente nos ayudó a motivarnos para hacer nuestra propia música. En aquella época en Glasgow, nosotros teníamos “Splash One Happenings”, eventos que juntaban bandas en locales pequeños, de alrededor de 200300 personas, llamados “Daddy Warbucks”. Nosotros veíamos bandas como Primal Scream, The Jesus and Mary Chain, The June Brides, James y The Loft en esos sitios, y luego tenías a Echo and the Bunnymen, The Smiths o New Order, todos ellos tocando en locales más grandes en nuestra misma ciudad. Fuimos realmente afortunados por crecer en aquellos tiempos.
 
Yo tengo la sensación de que los grupos de Sarah y los que practicaban un sonido similar a principios de los 90 pusisteis las bases para el éxito de otras bandas como Belle and Sebastian o Camera Obscura y que no se os valora como merecéis. ¿Compartís esto?
Nosotros no reclamaríamos el ser una influencia sobre esas bandas, pero sí somos fans de hecho, por lo que estamos orgullosos de que nos asocien con ellos. La escena musical de Glasgow tiene una larga evolución y puedes trazar una línea de bandas que vinieron tras Postcard Records. De hecho hay todavía grandes bandas saliendo de Glasgow como Wake the President, The Felt Tips y The Hermit Crabs y nosotros hemos tenido el placer de conocerlos y tocar junto a alguna de estas bandas.
 
¿Qué pensáis de internet como difusor de la música?
 Es un gran manera de que las bandas consigan que su música sea escuchada, pero para un banda como la nuestra es más importante la venta de CD´s que las descargas. Y puedo decir que aún vendemos un buen número de CD´s en nuestro conciertos, por lo que salir de gira es también algo muy importante. De hecho es la mejor forma que tenemos de llegar a nuevo público. Además, cada vez es más difícil mantenerse al tanto de la gran cantidad diferente de webs musicales. ¡Era bastante más fácil cuando comenzó Myspace!.
 
En el mismo sentido que la pregunta anterior, ¿el auge de los festivales de música a lo largo de Europa es debido al fácil acceso actual a la música?
 Una de las mejores cosas que han sucedido en el mundo de la música desde que The Orchids volvieron a tocar juntos fue el crecimiento del movimiento indie pop y el auge de los festivales, tales como Indie Tracks y los diferentes Popfests, que además están en manos de verdaderos amantes de la música. Nosotros hemos estado en algunos de ellos y hemos tocado con grandes bandas, como The Pains of Being Pure at Heart y Allo Darlin. Esto nos ha llevado a nuevas audiencias y ha extendido la vida de la banda. Nos sentimos muy afortunados por el hecho de que nos pidan tocar en Grecia, Alemania, Suecia y los Estados Unidos, y especialmente disfrutamos tocando en España. Estuvimos en el Primavera Sound de 2007 y en el Popfest de Madrid el año pasado. Recientemente hemos estado en el Tañed Tin, lo cual ha sido una experiencia increíble, uno de los mejores shows que jamás hemos hecho.
 
¿Qué podemos esperar los que vayamos a vuestros conciertos en un futuro?, ¿seguís prestando atención a canciones clásicas u os centráis mucho más en estos dos últimos discos?
Habrá sitio para material antiguo, ¡nos encanta tocar esas canciones! Normalmente cambiamos el set cada vez que tocamos, especialmente cuando acabamos de sacar nuevo disco, eso nos mantiene frescos a nosotros y creemos que también al nuestro público. Pero una vez dicho esto, hay unas cuantas canciones que hacemos siempre, por lo que siempre suele haber una mezcla de canciones que recorren toda nuestra trayectoria. Puede que incluso estemos tocando alguna de nuestras nuevas e inéditas canciones también.
Estamos deseosos de volver pronto a España de nuevo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.