The Smashing Pumpkins – ATUM (act I) (Martha’s Music / Thirty Tigers)

The Smashing Pumpkins anunciaban hace unos meses que estaban preparando un álbum que serviría como secuela natural (sic) de sus clásicos Mellon Collie And The Infinite Sadness (1995) y Machina/The Machines Of God (2000). Hace poco conocimos que se trataría de una ópera rock de treinta y tres canciones llamada ATUM que sería entregada en tres actos de 11 temas y terminaría editándose al completo en abril. Un disco escrito y producido por Billy Corgan durante los últimos cuatro años que según contó «Sentimos que esto completará el círculo que comenzamos y no pudimos terminar en ese momento. Estamos muy emocionados por ello”.

Seamos sinceros. No esperábamos gran cosa de este disco, pero al poder escuchar ATUM (act I) vemos que los peores presagios imaginables se quedan cortísimos. No vemos que se cierren círculos ni que estemos ante la continuación de nada; esta broma de mal gusto podría pasar como una colección de descartes del ya de por sí sonrojante CYR. Un disco en el que pudieron explorar su faceta más pop y electrónica y que hubiéramos entendido más como aventura en solitario del megalómano más megalómano de Illinois. CYR podríamos aceptarlo como uno de esos extraños tropiezos o como un reinicio tras ese quiero y no puedo que fue  Shiny And Oh So Bright, Vol. 1 / LP: No Past. No Future. No Sun (2018). ¿Pero esto?

Estamos ante un ladrillo que no se parece en nada a lo que pretende dar continuidad. Temas como “Butterfly Suite” podrían ser caras B de su anterior obra, “The Good in Goodbye“ y «Steps in Time» son un leve reflejo de lo que en un día fueron, “Embracer” tiene una melodía resultona. El resto, para olvidar. Quizá buscaban un nuevo hito, lo que han conseguido es entregar el que adivinamos peor disco de su carrera, que comparte el honor de incluir en él su peor canción posible, la estúpida «Hooray!».

Seguimos ante esa vomitona incesante de canciones intrascendentes paridas como churros de la que no entendemos absolutamente nada. Como no entendemos su tono naif e inofensivo, ni unas letras de vergüenza ajena. ¿Cómo es posible tener a tu lado a James Iha y Jimmy Chamberlin y no saber sacarles partido? ¿No hay un productor que le pare los pies? ¿Hay alguien ahí que pueda parar esto?

Si estuviéramos en la ópera y este fuera el primer acto, saldríamos huyendo del teatro y pediríamos que nos devolvieran el dinero.

Escucha The Smashing Pumpkins – ATUM (act I)

 

7 comentarios en «The Smashing Pumpkins – ATUM (act I) (Martha’s Music / Thirty Tigers)»

  • el 21 noviembre, 2022 a las 12:02 pm
    Enlace permanente

    Todo lo que digamos de este disco es quedarse corto. Vaya manera de dilapidar un legado que podría haber sido excelente. ¡Y pensar que en su momento Zeitgeist u Oceania me parecieron malos! parecen obras maestras al lado de estos nuevos lanzamientos tras la reunificación. Más que discos, son castigos. Si yo fuese Iha o Chamberlain me sentiría infravalorado y humillado, es vergonzoso. ¡Qué tranquila está D’arcy en su casa!

    Respuesta
  • el 22 noviembre, 2022 a las 1:31 pm
    Enlace permanente

    Lo peor es que diga que es una continuidad del maravilloso mellon collie and the infinite sadness ya no valora ni su discografía

    Respuesta
  • el 22 noviembre, 2022 a las 4:09 pm
    Enlace permanente

    Como me cuesta volver a apreciar y disfrutar de los buenos discos olvidando las pifias y truños posteriores de una banda….siendo caso paradigmatico el de Smashing Pumpkins… me encanta el Siamese Dream… pero para volverlo a escuchar, tengo que hacer un ejercicio mental previo y engañarme y hacerme creer a mi mismo que no hubo ningun disco posterior a Ava Adore…

    Respuesta
  • el 23 noviembre, 2022 a las 3:27 pm
    Enlace permanente

    Es terrible. Lo intenté escuchar tres veces entero, pero no pude. Qué pena… Chamberlain e Iha no están ni se les espera.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien