Triángulo de Amor Bizarro – Triángulo de Amor Bizarro (Mushroom Pillow)

A excepción del primer álbum cuando una banda decide titular su nuevo lanzamiento simplemente con su nombre suele significar la apertura de una nueva etapa o suponer una suerte de reafirmación, una forma de decir que esto es lo que somos y lo mejor que podemos ofrecer. En el caso de Triángulo de Amor Bizarro la llegada de su quinto y homónimo disco tiene un poco de ambas cosas porque una gran parte de su personalidad es la refundación continua, el giro constante y por esa vía es como, de nuevo, han logrado editar el disco más completo hasta el momento de una carrera siempre al alza. A estas alturas a Triángulo de Amor Bizarro solo cabe medirlos respecto a sí mismos y una vez más han cambiado todo para que nada cambie manteniéndose en la cima del género que son en sí mismos: suenan más pop, más punk, más industriales, más luminosos y más oscuros que nunca. Todo a la vez.

Ya desde su lejano primer disco, también homónimo, su carrera parece una bomba de racimo que no para de fragmentarse en múltiples direcciones, tensando la cuerda del punk, el noise, la música industrial y el pop, explorando caminos que en nuestros país pocos grupos se han atrevido a recorrer. Sus discos son montañas rusas que suben, bajan, giran, y vuelven a subir para luego despeñarse sin previo aviso donde no puede darse nada por sentado. En las primeras escuchas uno espera expectante el siguiente corte conteniendo el aliento, porque no sabes qué va a pasar pero siempre pasan cosas. En este caso la apertura estilística es más radical si cabe: cuando suenan pop son más pop que nunca, cuando experimentan van hasta el final, cuando hacen trallazos “a lo Triángulo” no dejan títere con cabeza. En cuanto a las letras, manteniendo el cripticismo de siempre suenan más claros y concretos, incluso un punto optimistas en ocasiones. Sin duda más personales y confesionales.

Para dar forma a este quinto disco los de Abanqueiro han variado por completo el proceso de composición y grabación, exprimiendo y retorciendo Protools y otras técnicas digitales que hasta ahora habían obviado, cargando sus temas de sintetizadores y texturas inexploradas hasta el momento que dan al conjunto una dosis extra de oscuridad. Ahora las canciones parecen collages que se hayan ido ensamblando por piezas. Como muestra los tres singles de adelanto, cada uno de su padre y de su madre. “Ruptura” abre el disco con una bofetada en la cara. Este trallazo de electropunk repetitivo y arrollador, agresivo y magnético, logra que a su lado “Robo tu tiempo”, con la que guarda ciertas similitudes, parezca una canción de Mecano. En cambio “Fukushima” comienza gomosa y fantasmal para tomar vuelo con una melodía de piano y ruidismo industrial con toques kraut -suena a ratos a versión enloquecida de los Pink Floyd pre Dark side of the moon– donde, como si de una tarde gallega se tratase, las nubes dejan paso a la luz en forma de electro pop bailable. Por su parte “Vigilantes del espejo” parece un cover de New Order con Peter Hook pasado de M. Un gran single, accesible, popero y hedonista pero cargado de intensidad y convicción que seguro que es fija en sus conciertos a partir de ahora.

En el resto del álbum hay de todo pero todo es crema. “No eres tú” hace honor a su título, no parecen ellos, con percusiones cercanas a la new wave se instala en tu cabeza a la segunda escucha y no se va ni con aguarrás. “Canción de la fama” resulta más reconocible, muro de guitarras y alaridos, batería sincopada y distorsión con punteos mordientes. “Acosadores”, con la colaboración de Ariadna de Los Punsetes, destaca por el tratamiento de las voces y su letra, que conviene escuchar con atención. “ASMR para ti” suena muy dulce a pesar de la capa de distorsión y “Calígula 2025” remite al sonido de sus primeros discos salvo en la forma de cantar de Rodrigo, versátil, salvaje e inspirado como nunca, a años luz de sus comienzos. “Cura mi corazón” podrían firmarla My Bloody Valentine o los Planetas de hace veinte años aunque el ruido blanco y nítido que sobrevuela el final de la canción y del álbum nos recuerde más a los Low de Double Negative. ¿Su mejor disco? Probablemente, pero sólo hasta que saquen el siguiente.

Escucha Triángulo de Amor Bizarro – Triángulo de Amor Bizarro

4 comentarios sobre “Triángulo de Amor Bizarro – Triángulo de Amor Bizarro (Mushroom Pillow)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.