Vampire Weekend – Father Of The Bride (Sony Music)

Seis años pueden ser mucho tiempo para un grupo de moda. Especialmente en una coyuntura tan aferrada al presente y tan amiga de lo efímero. Ese es el periodo que, el cada vez más unipersonal proyecto de Ezra Koenig, se ha tomado para dar continuación a una trilogía sin mácula que iniciaron hace ya once años con el debut de Vampire Weekend. El caso es que cuando ese hiato te lleva a elaborar una obra tan ambiciosa y certera, destinada a perdurar, como este Father Of The Bride (Sony Music, 19), cualquier licencia está más que justificada.

Dotado de una habilidad sobrenatural para manejar el pop en todas sus versiones, este caleidoscopio de melodías redondas consigue doblegar el siempre difícil objetivo de hacer que un disco doble no resulte pesado ni deje ninguna estela obviable a su paso. Y es que pocos trabajos podrán presumir en el presente ejercicio de resultar tan variados y a la vez cohesionados y coherentes.

Cerrado ya el capítulo con Rostam (aunque su impronta siga presente en algunos temas), es la dupla formada por el co-productor Ariel Rechtshaid y su pareja, Danielle Haim, la que cobra aquí protagonismo a nivel compositivo, vocal e instrumentista.

La riqueza sonora resulta de una amplitud tal, que cada canción rebosa en personalidad y es perfectamente reconocible tras varias escuchas. En su debut para una major, arranca romántico y evocador meciéndose junto a la voz de Haim en “Hold You Now”, en la que coquetean con el título del álbum, curiosamente prestado de la comedia de Steve Martin. Enlaza en subida con el excelente single “Harmony Hall”, en el que el espíritu de unos primigenios Primal Scream revolotea por los surcos de un hit inapelable que demuestra su versatilidad. “Bambina” rememora hitos pretéritos con tino y, para acabar de redondear un póker de altura, “This Life” toma el testigo con alma de clásico surf-pop como perfecta banda sonora para un verano eterno. En las letras hay compromiso con la deriva mundial, lógicas reflexiones sobre el paso del tiempo, amor/desamor en la época de reinado tecnológico y demás inquietudes elegantemente expuestas y que asolan a un Koenig felizmente asentado en su posición privilegiada de estrella del pop.

Podría parecer que este inicio marca un listón insostenible a lo largo del minutaje, pero nada más lejos de la realidad. Los momentos estelares siguen sucediéndose (brillantes duetos con alma de country clásico en “Married In A Gold Rush” y “We Belong Together” donde la voz de Haim pone el perfecto contrapunto), curiosos experimentos que funcionan (la vibrante “Sympathy” a lo Doobie Brothers, desde ya un punto álgido en sus directos), baladas irresistibles de esas que tan bien se les dan (“My Mistake”, “Unbearably White”), la compleja “Sunflower” con sus complejas estructuras jazzísticas ejecutadas por otro de los invitados, Steve Lacy, guitarrista de The Internet, también presente en la notable “Flower Moon”, o la reflexión sobre el futuro en la minimalista “2021” con voz filtrada de Jenny Lewis.

Después de casi una hora de ambrosía para los oídos desplegada en un abanico desbordante de talento, solo queda confirmar lo que muchos ya sabíamos: que Vampire Weekend son una de las mejores bandas de lo que llevamos de siglo.

Escucha Vampire Weekend – Father Of The Bride

2 comentarios sobre “Vampire Weekend – Father Of The Bride (Sony Music)

  • el 17 Julio, 2019 a las 10:45 am
    Permalink

    Tiene una gran colección de canciones

    Respuesta
  • el 18 Julio, 2019 a las 5:49 pm
    Permalink

    no puedo con ese buenrollismo continuo, aburre

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.