Wilco – Palacio Euskalduna (Bilbao)

Vayan haciéndose a la idea de que quien no controle la obra y milagros de Wilco terminará siendo un marginado. En la asignatura de música contemporánea uno de los capítulos de peso debería estar dedicado a la banda de Chicago. Y cuando el profesor pregunte qué banda se ha convertido en el referente más importante del rock del siglo XXI, que nadie lo dude.

Me atrevo a apuntar que ninguno de los asistentes a la cita musical norteña más atractiva -con permiso de Springsteen– de todo el año, duda. Es imposible. Porque Jeff Tweedy y los suyos no dejan espacio alguno para las medias tintas. Wilco epatan y lo hacen con tanta clase que acojona. En su cuarta actuación en Euskadi (las tres anteriores fueron en Vitoria) pudimos disfrutar desde las acolchadas butacas del auditorio principal del Palacio Euskalduna. Todo un lujo. Entre el público, muchas caras conocidas (es lo que tienen los eventos sociales). Vimos a Ruper Ordorika, Mikel Erentxun, Quique González, algunos Lisabö… No faltaron miembros de bandas locales como Le Noise, Sweet Oblivion, Manett, Alfredo de Tulsa

Abrieron los getxotarras Smile, ¡qué privilegio!, presentando los temas de su primer largo, Painting the sun one colour. A las diez en punto Jeff Tweedy, con sombrero de cowboy y su habitual sencillez, y sus secuaces se personaron sobre el escenario para completar la última fecha de la gira española. Parece que hablamos de cumplir el expediente y nada más lejos de realidad. No se puede brillar más, no se puede ejecutar con mayor precisión y no se puede tocar la fibra del público con mayor acierto. El repertorio (vean más abajo el set list) resultó bastante más amplio y rico que el de sus últimas actuaciones en los festivales Primavera Sound y Benicassim. Es lo bueno que tienen estas citas. Dos horas intensas, sin apenas tiempo para girar la cabeza, y con momentos sublimes. Impecables sonaron los veintidós temas; hubo para todos los gustos, canciones nuevas y antiguas.

Pudimos ver a un Tweedy contento, preguntando si estábamos a gusto, agradecido. Y vimos a una banda entregada, profesional a más no poder, excelentemente engrasada y tan cercana a la perfección que no pudimos sino conmovernos. Y gritar. Con “Spiders” llegó el final, llegaron los gritos, y algunos no pudieron reprimirse y saltaron de sus asientos. Normal, el público era humano. Lo que no tenemos nada claro es si estos músicos también lo son.

Set list:
“Sunken Treasure”
”You are my face”
”War on war”
”I am trying to break your heart”
”Pot kettle back”
”Side with the seeds”
”Shake it off”
”Handshake drugs”
”Shot in the arm”
”Radio cure”
“Impossible Germany”
”Sky Blue Sky”
”Too far apart”
”Walken”
”I’m the man who loves you”
”Hummingbird”

Bis 1
”California stars “
“Jesus, etc.”
”Hate it here”
”Heavy metal drummer”

Bis 2
”Via Chicago”
”Spiders (Kidsmoke)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien