X-Wife – Side Effects (Nortesul / PuPilo Records)

Y estos, ¿son portugueses de verdad? Pues sí. A pesar de lo anglófono del nombre de la banda y de que João Vieira se rebautizara en su momento como DJ Kitten, lo cierto es que X-Wife son tan portugueses como Cristiano Ronaldo. Los chicos de PuPilo Records siguen empeñados en peinar el mercado internacional cual ojeador para fichar todo lo que se escapa por los agujeros del gran filtro del mainstream mundial. Ya lo hicieron con los suecos I Got You On Tape, y ahora lo hacen con el segundo disco de este trío luso.

Hace más de un año que X-Wife editó su segundo disco con Nortesul; así que tampoco se les puede reprochar mucho esa fe inquebrantable en el electro-punk. Y menos cuando lo hacen tan bien. En el año de The Rapture, Hot Chip o Cansei de Ser Sexy, la verdad es que este Side Effects sonaría menos anacrónico. Escuchándolo con un poco de perspectiva, el disco es bastante correcto. Está claro que, después de varios intentos en la década de los noventa, Vieira ha encontrado una formación y un sonido definitivo.

X-Wife ofrece lo habitual pero con una muy buena presentación. Le sacan un gran partido a la fórmula y, aunque se desinflan considerablemente en la segunda mitad del disco, lo cierto es que si uno ni siquiera mueve las piernas a lo largo de las doce canciones es que sufre de lo mismo que el bueno de John James Rambo. Eso sí, puede acabar por no sentirlas si se deja llevar por piezas de dance-punk de la efectividad de “Ping-Pong”, “Panic”, “Take your money and run”, “Bright lights, big city” y, sobre todo, “Realize”.

X-Wife ha llegado una hora tarde a su cita con la vecina de al lado; no tiene perdón, pero con Side Effects bajo el brazo la impuntualidad es lo de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.