Zun Zun Egui – Katang (Bella Union)

Músicos formados en los clubes más “underground” de Bristol, son, además, agitadores de las escuelas de arte y pistas de baile. El cantante de ascendencia Hindú, Kushal Gaya, conoció a la ilustradora Yoshino Sigihara en una sesión musical amateur y clandestina de su barrio y fue allí donde se gestó el germen de Zun Zun Egui.

Luego de reclutarse dos compañeros, estuvieron tocando en casi todos los clubes del área y repartiendo CDs grabados por ellos mismos con cuatro temas, hasta grabar un par de 12 pulgadas y por fin, su álbum debut; Katang. Definir la música de este cuarteto se me antoja harto difícil, porque, básicamente, no sabes por dónde te van a salir en cada pista de las diez que conforman este disco, y eso nunca se sabe si es bueno o malo.

Su primer disco de larga duración, abre con un tema de 6 minutos 30 segundos (que da título al disco), remarco esto porque comenzar tu primer disco con una canción de tal duración me parece un acto de valentía y un acto de autoconfianza digno de alabanza, que puede llegar a recordar a los ritmos sincopados de Devo, o a algunos momentos de Fugazi.

El registro de Kushal Gaya es lo que al principio puede chocar al oído occidental, pero a la vez es lo que los hace diferentes. Continúan con “Transport”, un corte que bien podría haber sido ejecutado por Sonic Youth, para enlazar con “Mr Brown”, canción en la que retoman la fusión de estilos  con bases rítmicas contundentes y elaboradas. El resto del disco es, simplemente, una de cal y otra de arena, con cortes realmente buenos como  “Fandango Fresh” o “Cowboy”  y canciones que se dejan escuchar, sin más, de esas que te pondrías para tender la ropa u otros menesteres del hogar.

Resumiendo, la acuciante necesidad de algunos artistas de editar un disco de larga duración, inherente (en muchas ocasiones) a las exigencias del mercado discográfico actual, hacen que cosas que podrían ser más que interesantes se queden en discos que darán que hablar en el momento y poco más. Veremos quién se acuerda de ellos dentro de unos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.