Alondra Galopa

No tenemos una figura en la que queramos fijarnos, hacemos lo que nos gusta y el resultado es el que hay


 
Ideas contradictorias. Sentimientos encontrados. Placidez y rabia. Así de paradójica es la música de unos granadinos dispersos en mil proyectos, inquietos e intensos como son. La historia de Alondra Galopa empezó hace apenas tres años y ya ha dado unos frutos bien frondosos: tres discos como tres soles (oscuros, eso sí) y una reciente colección de temas en los que ese contraste no se sabe si conscientemente buscado resplandece aún más como la clave de un sonido que gana consistencia y brillo en la producción.
 
Juan Antonio Salinas y Mónica Navarro, dos músicos con aparentemente pocas cosas en común, unieron sus vidas artísticas en una empresa que tiene visos de reportar pingües beneficios a medio plazo. De momento, es la teclista y vocalista quien nos da los argumentos precisos para creerlo.
 
Los títulos de vuestros álbumes son cuanto menos al hablar de sensaciones o sentimientos. Antes dejabais claro que íbais “Abriendo alma y mente”, luego el propósito era “Voy a intentar olvidarlo todo” y ahora afirmáis que “Ni fuimos, ni somos, ni seremos héroes”. ¿Son frases espontáneas u obedecen a alguna evidencia momentánea?
 
No es algo que se refiera exactamente a sentimientos específicos nuestros sino a sensaciones en general. El primero reivindica la apertura de la mente y del alma, para poder mostrar y percibir lo máximo posible, quizás siendo conscientes de que el disco chocaría por la novedad, por la mezcla de personalidades musicales a priori diferentes y porque en cierto modo era una nueva experiencia musical para nosotros. El segundo deja muy claro que es una nueva etapa y es reflejo del momento en el que nos encontrábamos a varios niveles. Y en el último, reivindicamos la “normalidad” del individuo, que intenta sobrevivir, venga de donde venga y vaya a donde vaya. Es una forma de restarle importancia a lo divino. Lo común entre los tres títulos es que son frases que cayeron en nuestras manos y en un momento determinado nos transmitían mucho.
 
Eso de todas formas se ve en los textos, que siguen intentando ir más allá de la realidad, aportando otra visión muy diferente. ¿Es otro de vuestros puntos fuertes?
 
Queremos letras reales pero no del todo directas, es decir, no relatan de manera específica una experiencia concreta de una experiencia personal, sino que buscamos transmitir sensaciones universales, algo que todo el mundo ha pensado o ha sentido alguna vez. O inquietudes que todos podemos tener en un momento determinado. No sabemos si las letras son un punto fuerte nuestro, pero para nosotros son algo tan importante como la música.
 
Repetís estudio y equipo de producción, pero eso no quiere decir que este sea un trabajo continuista, ¿o sí?
 
Pensamos que cada disco es diferente del  anterior, pero el hecho de elegir el mismo estudio es porque quedamos satisfechos con el resultado anterior,  por la calidad y los medios del estudio. Además, ya nos conocemos y nos entendemos musicalmente, así que ¿por qué cambiar? Además ofrece la comodidad de estar en nuestra propia ciudad.
 
¿El peso compositivo sigue recayendo principalmente en Juan Antonio o hay aportaciones de todos?
 
La música y producción son de Juan y las letras y líneas de voces las trabajamos juntos codo a codo. Esto no quiere decir que el modo de trabajo pueda ir cambiando, de hecho es algo que me parece muy interesante.
 
Sigue sonando todo muy lo-fi, con las vestiduras mínimas para cada canción, pero tremendamente sólido.
 
Me gusta oír las diferentes impresiones de la gente, muchas veces cuando sales del estudio y estás atiborrado de las canciones no tienes una visión global de lo que transmite el trabajo en definitiva. Probablemente de forma innata mantenemos ciertas directrices que se iniciaron con el primer disco. Y lo que hemos hecho en los siguientes es pulir este sonido dotándolo de más calidad de producción. 
 
Está todo muy cuidado en este álbum, desde la distribución (incluso lo enviasteis  firmado a los cincuenta primeros compradores en la preventa) hasta el primer videoclip, el fantástico “A ninguna parte”, que por cierto es de lo más pop que habéis grabado hasta ahora.
 
A pesar de haber transcurrido poco tiempo desde el disco anterior “Voy a intentar olvidarlo todo” a éste, y a pesar de que Juan estuvo inmerso durante unos meses como guitarrista en la gira de Neuman, hemos intentado no descuidar nada, cuidar todos los detalles, los musicales, estéticos, fotografía, y por supuesto hemos querido cuidar a nuestros seguidores, y nos parecía una buena manera para contactar de forma directa con algunos de ellos y darle las gracias personalmente. Es posible que este disco se abra más a la luz que los anteriores.
 
“La ley de la gravedad” es un clarísimo paso adelante, pero hay un tema, “Héroe”, que nos ha cautivado especialmente, sin llegar a ser un hit ni pretenderlo. ¿Aspiráis a grabar algún tema por el que ser recordados incluso por gente que no os haya escuchado demasiado?
 
Creo que mentiríamos si dijéramos lo contrario… No es lo que perseguimos, pero claro, sería muy satisfactorio que nuestro trabajo fuera reconocido y recordado a ese nivel.  “Héroe” también es una de nuestras preferidas y surgió como improvisación en estudio. Creemos que por eso tiene algo especial.
 

 
¿Por qué esa aparente delicadeza en las emociones para luego acolcharla con la distorsión a la que soléis recurrir?
 
Es precisamente la contradicción de Alondra Galopa. Como nuestro propio nombre indica, el galope de un caballo y el vuelo de una alondra, la dulzura de las voces susurradas arropada por la fuerza y la contundencia del bajo y las guitarras.
 
Puede ser el resultado de la unión de dos personalidades tan dispares como las vuestras. Tú vienes del pop y de los musicales y Juan Antonio de varias bandas de corte básicamente punk, mundos aparentemente opuestos.
 
Efectivamente, y así fue desde el principio. Éramos conscientes de nuestras “diferencias” musicales en cuanto a la trayectoria que cada uno llevaba, eso era lo interesante y al mismo tiempo el reto. Juan ha militado en bandas de corte punk, hardcore … Maine, PPM, Varaverde, etc. Y yo me he movido dentro de los musicales, el teatro y las bandas con las que cantaba eran de estilo más pop (Morgana, Mothers Against rugs …) y creo que hemos conseguido la conjunción respetando la diferencia de cada una de las partes.
 
¿Es actualmente compatible el trabajo de Alondra Galopa con vuestros respectivos proyectos y bandas paralelas?
 
Ahora estamos más centrados en Alondra Galopa, y para ello hemos tenido que dejar otros proyectos porque se hacía difícil llevarlo todo a la vez.
 
Siendo miembros de pleno derecho de la reciente escena granadina, lo vuestro se desmarca claramente de otros nombres más conocidos. No es pop, no es rock, y aunque bordea los límites de varios géneros seguís siendo inclasificables. ¿Os está beneficiando el funcionar por libre o no le dais importancia a ese hecho?
 
Sinceramente, no es algo a lo que le demos importancia ni nos obsesione, y realmente nos halaga lo que nos dices, el hecho de desmarcarnos de lo más conocido en la escena granadina y de que sigamos siendo inclasificables. No tenemos una figura en la que queramos fijarnos, hacemos lo que nos gusta y el resultado es el que hay.
 
Teniendo las referencias que tenéis, sobre todo del post rock americano, ¿no teméis sucumbir al mimetismo con algunas bandas contemporáneas de igual perfil sonoro?
 
En absoluto, porque ante todo hacemos lo que sentimos en cada momento, respondiendo  siempre  a nuestros propios estímulos y nuestras propias sensaciones. Respecto a nuestras influencias, es importante digerirlas de forma natural. De esa manera mantienes originalidad e integridad. No nos gustan los grupos que mimetizan fórmulas o grupos de éxito. Esto te hace perecedero.
 
Os vimos tocando en el Monkey Week de 2013, en un concierto algo comprimido en la azotea del Bar Santa María y nos cautivó la fuerza que transmiten vuestros temas en directo. Y sabemos que hasta en China tienen noticias de ello. ¿Creéis que es ahí, en el escenario, donde realmente está la esencia de Alondra Galopa?
 
Pensamos que el disco no está completo hasta que no se lleva al directo, porque es donde cobran vida total, porque se llenan, no solo de nuestra energía sino de la del público, mezclándose y formando de alguna forma una nueva dimensión. Con Alondra Galopa queremos tener dos formas de darle vida a los temas. En formato de banda, siendo ahí donde más fuerza muestran las canciones, y en formato dúo eléctrico, en el que Juan y yo mostramos los temas más desnudos con guitarras, loops y sintetizadores.  Si una canción suena bien en los dos formatos es que está bien hecha. Por cierto, la primera parte de gira será en este último formato de dúo  y a partir de mediados de marzo empezaremos a cerrar fechas en banda.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.