Anika – Change (Invada Records / Sacred Bones)

Han pasado más de once años desde que Annika Henderson apareciera en el circuito de la música tecnopop con su interesante debut titulado Anika, producido por Geoff Barrow (Beak>), y que residía, en su mayoría, de versiones de sus artistas favoritos pasados por el filtro postpunk y los fríos latidos siniestros.

Tras aquella experiencia británica, la artista vuelve a su Berlín natal para dar forma a una notable colección de temas que mantiene las coordenadas trazadas en el anterior, aunque la producción de Martin Thulin es bastante más exuberante y carnal.

En Change (Sacred Bones, 2021) hay alusiones a la pandemia y las consecuencias anímicas que de ella de desprenden, pero también recoge el malestar por una sociedad inmersa en la violencia y la enajenación. Henderson se ha inspirado en la obra de la filósofa Hanna Arendt, Eichmann En Jerusalén, escrita mientras la autora fue enviada por The New Yorker a cubrir el juicio por genocidio contra el oficial nazi Adolf Eichmann que, al final, fue ahorcado en Tel Aviv. La figura del genocida inspiro a Arendt el concepto de “banalidad del mal” que causó un gran revuelo entre el ambiente intelectual de la época. Consideraba la filósofa alemana que los actos de Eichmann no eran producto de una mente conscientemente perversa, animal, monstruosa, sino que él estaba aleccionado para ser una pieza más de un engranaje perverso de un Estado exterminador. La “banalidad del mal” se conjura como un elemento no-reflexivo, tan solo justificado por lo operativo de sus resultados lesivos.

Dejando a un lado estos elementos de referencia, y que han alentado a que estas canciones se gestasen, aquí se hallan tonadas en las que la voz de Anika las traspasa con la acerada belleza de una Nico o una Haley Forh a ritmo de batería punk y remolinos motorik (“Finger Pies”), se mece en la psicodelia sintética de unos Board Of Canada (“Critical”, “Sand Witches”), o acompaña al zumbido pop con algún pespunte orquestal que recuerda a Molly Nilsson (“Change”, “Never Coming Back”), y hasta en acrobacias sonoras filtradas por el legado de Broadcast (“Naysayer”, “Freedom”).

Escucha Anika – Change

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien