Kanye West – Jesus is King (Def Jam / Universal)

Me he metido en un jardín que a ver como salgo de él. Resulta que escuché esta mañana el Jesus is King  de Kanye West y le dije a Monsieur La Directrice que lo quería comentar. Me dieron el visto bueno y cuando busco información sobre el artista resulta que acaba de soltar que Jesús lo liberó de las garras del Partido Demócrata y que, según sus palabras, le ha lavado el “cerebro a la comunidad negra para que aborten a sus niños”. Entonces cogí un rebote y a puntico estuve de pedirles que me lo descambien, que mejor escribo sobre el último de Cepeda; hasta ese punto estaba. Pero como soy un profesional de la materia he decidido intentar esquivar su bocachanclismo ilustrado y separar lo personal de lo musical, que es de lo que se trata. Ejem.

Os pongo en situ: Kanye West es el marido de la Kardasian, cuñado de toda esa parva de pijas, compositor, productor, diseñador, yerno de Kris Jenner, se arrejunta con Caitlyn Marie Jenner, – antiguamente conocido como William Bruce– y, de vez en cuando, saca discos y ahora está metido en carnes. En este último, y que nos compete, le ha dado la venate del evangelismo afroamericano. Claro que tras ver uno el impresionante documental Amazing Grace con la diva Aretha Franklin sudando la gota gorda y dándolo todo, esto se le queda tan a medio camino, tan a fuelle desgastado que nada que ver.

Los primeros datos que sabemos no son nada malos; ha vendido más de 275.000 unidades (entre física y streaming) solo en EEUU en el primer fin de semana, asegurando otro top 1. Aunque la cruz de esto es que en el resto del mundo la cosa va saliendo regulera. En España, sin ir más lejos, se ha quedado en un penco 147 de Spotify. Pero como no soy de los que valoran un disco por el streaming o los views de Youtube, obviaré ese dato a la hora de valorar el disco.

Al chaval no le hace falta comer sardinas para beber agua, todo hay que decirlo, porque va y suelta que es “el mejor artista vivo o muerto” y ya tenemos de nuevo los platos por fregar. Un bocachanclas, lo que yo os diga. Y claro, los tabloides americanos que, encima le tiene ojeriza por ser amiguete del Trump, han aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid y le están atizando de lo lindo. No seré yo quien niegue está algo tarambanas, ¿Pero se imaginan vivir en el mundo de las Kardasian? Eso tiene que ser para no recoger la ropa en tres semanas.

Toño, al disco que te pierdes. El resumen de Jesus is King es que se nos hace beatorro y le da por proclamar en cada uno de los tracks lo que él quiere a Jesús, su filosofía, sus enseñanzas y su todo. A priori esto no debería tener mayor inconveniente y se podría encajar en un tema argumentativo sin mayor inconveniente. Muchas obras de la música son alegorías cristianas y son consideradas obras magnas, atemporales e inmensas. Pero no es el caso.

Cierto es que tiene momentos geniales, como esa pequeña pieza llamada “Selah”, cuya hipnotizante batería te enganchan desde el segundo cero, incluso se hace corta. También está “Follow God” triunfando bestialmente en las plataformas que termina con un grito que te deja un poco fuera de sí y “On God”, bailonga hasta para los que no bailamos. No puedo olvidar “God is” con ese sampler de James Cleveland, tal vez lo más R&B del álbum. Pero luego llegan esas caras B de Mariah Carey, o muy onda Lionel Richie modo 1986 y se te hace bola. Por ejemplo “Everything We Nee” es simplona hasta decir basta, “Closed on Sunday” que no hay por dónde cogerla, “Use this Gospel”, con Kenny G -sí, sí, el mismo- eso no tiene perdón y luego ese cierre “Jesus is Lord”, tan Luther Vandross.

Tampoco le pondría un cerapio como algunos medios le han dado, creo que un 6 ó 7 sería la perfecta. Si hubiese explorado más ese lado místico, ese sonido impresionante del “Selah” o llevar el ritmo a algo más acorde con su trayectoria musical tal vez estaríamos hablando de otra cosa, pero claro, no sería el Kanye. Ahora presenta este espectáculo en IMAX y a ver qué tal queda la cosa. Aunque ver los pelos de Kenny G en 3-D y su saxo Dolby Surround no sé qué decirte.

Le ha quedado a medio camino, pues con la intro que tiene crees que todo va a ser llevarte al séptimo cielo modo musical y, como mucho, vas al bar de la esquina a beber chupitos, pagándolo tú o a escote. No más.

P.D.: A la chorrada que soltó el Kanye West sobre el aborto respondió el presi Trump; “Los izquierdistas siempre intentan silenciar a los que dicen la verdad. Están librando una guerra contra nuestra familia y cultura. Kanye es pionero”. Chuparte esa.

Escucha Kanye West – Jesus is King

6 comentarios sobre “Kanye West – Jesus is King (Def Jam / Universal)

  • el 31 Octubre, 2019 a las 8:46 am
    Permalink

    Un genio en horas muy bajas.

    Respuesta
  • el 31 Octubre, 2019 a las 9:45 am
    Permalink

    Me ha gustado mucho el Selah, pero cierto que el resto de temas se hacen largo y tediosos.

    Respuesta
  • el 31 Octubre, 2019 a las 11:41 pm
    Permalink

    Kanye siempre a la altura! La crítica propia de alguien que poca idea tiene de la trayectoria de este artista. La verdad me ha parecido lamentable.
    Es un disco desde luego diferente, nada parecido a Life of Pablo, aunque sí muy atrevido. Selah es el único tema que sigue con la onda previa, temazo. El resto de muchísima calidad también.

    Respuesta
    • el 2 Noviembre, 2019 a las 7:13 pm
      Permalink

      un truño, vaya

  • el 1 Noviembre, 2019 a las 12:22 pm
    Permalink

    Que sería de algo de Toño Martín sin una hater poniéndolo en duda.

    Respuesta
  • el 2 Noviembre, 2019 a las 10:16 pm
    Permalink

    Pues aunque a mi el personaje también me parece digno de mofa, musicalmente tiene una riqueza tremenda (incluso irritante por lo mismo que comento). Este disco es una joya, creo que para sacárselo todo hay que sentarse con cuchillo, tenedor y servilleta al cuello.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.