C. Tangana – Bien :( (Sony Music)

La primavera es una estación de apertura al exterior. Pero esta primavera es diferente, parece invierno. Intentamos sacar nuestra sonrisa perfecta y aun así fracasamos. Llevamos meses viviendo de recuerdos que poco a poco olvidamos. La nostalgia se apodera de nosotros y seguimos intentando parecer fuertes. Viajes pasados, besos ya dados, te sientes solo; y cuando te preguntan “¿qué tal?” contestas con un escueto “estoy bien”. Pero no lo estás y el que te pregunta tampoco lo está, pero hay que parecer fuertes, para eso nos han enseñado. Echas de menos un abrazo, pero te da miedo decirlo. Es mejor maquillar tu sentimiento en alguna red social. Es mejor esa representación que la realidad. Vivimos en la sociedad del espectáculo, luces, cámara y acción; una especie de obra de teatro de baja categoría. El espectáculo de nuestros días, fomentando a través de las imágenes los falsos sentimientos y una especie de mito de narciso; aunque en esta ocasión, lo que tenemos son espejos de bolsillo. Y es curioso que sea C. Tangana, un personaje en el sentido estricto del término, el rey de la representación y la figuración, el que nos muestre este sentimiento en forma de EP publicado a mediados de mayo.

Cuatro canciones en las que el artista madrileño captura el momento, no solo creativo, en el que se encuentra. Nos revela su lado más personal, un proyecto íntimo y ambiguo, donde el titulo ya nos destapa esa dicotomía: Bien 🙁 (Sony Music, 2020).

La primera canción, que además pone nombre al trabajo, “Bien 🙁 “, es la única canción creada durante esta cuarentena. Es el tema central en torno al que giran los demás. Producida por Alizzz y Rusowsky, y muy influencia por la canción “Bien pero mal/ 🙂 but 🙁 “de Pedro Ladroga, es un tema hipnótico y atrevido. Una de esas canciones que cuantas más veces la escuches, más te va gustando. Todo ello acompañado de un videoclip creado a partir de imagines animadas plagado de referencias y pequeños detalles de la vida del artista madrileño. Mediante una base de bedroom pop, la letra nos sumerge en el mar de dudas que vive esta generación. Sin duda, la letra más generacional e íntima que ha escrito Antón Álvarez, donde sabiendo huir de los clichés, nos concreta las realidades de cualquier joven del siglo XXI: la insatisfacción, la desgana, la incertidumbre de nuestros días, la ansiedad frente a este futuro que nos está llevando por delante. Un “Todo va a estar bien” cómo forma de maquillar nuestra realidad incierta.

El siguiente tema que nos ofrece es “Nunca Estoy”. La canción más conocida de este nuevo álbum y que ha conseguido, en unos pocos días, convertirse en una de las canciones más escuchadas durante esta cuarentena llegando al número uno en la lista de Spotify Spain. Un tema producido por Alizzz y en el que ha colaborado Nineteen85, productor de algunos de los temas más conocidos de Drake como “One Dance” o Hotline Bling”. Un tema en el que, con una estructura musical poco convencional, en la que muestra un tono melódico, ritmos de funk brasileño y el sonido característico de la escena urbana, mezclándolo con lo que parece ser audios de WhatsApp, convierten a este tema en uno de los mejores trabajos que ha realizado hasta el momento C. Tangana. También es curioso que la canción esté escrita e interpretada en femenino. Una letra que proviene del miedo de estos días, de las carencias afectivas, de lo difícil de mantener una relación de dos si uno no está. Un tema que, además, tiene una reivindicación de la cultura cañí española muy presente en la figura de este artista. Y es que la utilización de versos de la canción de “Como quieres que te quiera” de Rosario Flores o “Corazón partío” de Alejandro Sanz no es casualidad, supone un homenaje al sonido pop de principios del 2000 tan erróneamente denostado en nuestro país.

Si con estos dos temas este artista ya concentraba toda nuestra atención, es con “Guille Asesino” cuando directamente nos convence. Este tema, más cercano al sonido de C Tangana de siempre, con una base que nos recuerda a los proyectos que presenta Drake, es un tema vertiginoso. Una canción que según pasan los segundos va creando un ambiente musical denso, conectándolo con la letra del propio tema. Una canción que nos habla sobre la representación del amor clásico a partir de la idealización del hombre como figura masculinizada, violenta y agresiva, muy relacionada con la figura de Marte. Y la creación del arquetipo de la mujer como elemento bello y frágil, a partir de la figura de Venus. Como el modelo de sociedad, a lo largo de la historia, ha impuesto diferentes modelos de representación en las figuras masculinas y femeninas, y como estos modelos se fundamentan en relaciones amorosas tóxicas e inalcanzables que debemos superar. El propio C Tangana es el que explica que “estamos en un momento en los que los valores de la masculinidad están cambiando. Esta canción habla de eso, de cómo toda la vida hemos construido una forma de ser de un hombre que ya no es válida. Muchos hombres de mi generación conviven con esta contradicción. Lo que los adultos valoraban de un niño cuando éramos pequeños son actitudes que ya no valen”. Una canción que recibe el nombre de la conocida expresión puertorriqueña “guillarse”, que haría referencia a querer ser el mejor, haciéndose pasar por alguien que realmente no es. Aun así, uno de los elementos que más sobresale de esta canción es el videoclip creado por Diana Kunst, la directora madrileña de tan solo veintitrés años que ha trabajado con Madonna, Rosalía, James Blake o A$AP Rocky. Cada fotograma está medido y calculado, demostrándonos cómo las imágenes cuentan historias y definen la vida. Y gracias a los cuadros de obras clásicas, collages, grabados, e imágenes propias del artista que están presentes en el video, son capaces de crear un discurso visual y sonoro.

Por último, el Ep lo cierra “Adelante_ruffdemo2016”, una canción de calidad, pero alejada del toque “especial” que presentan las otras. Bajo una base de synth pop se presenta este tema que era un descarte de su álbum Ídolo (Sony Music, 2017). No porque no tuviera la calidad para estar en ese álbum, sino más bien porque no encajaba. Ahora esta canción ha encontrado el traje perfecto en el que enfundarse. Un tema donde se vuelve a presentar el ego del propio artista, y en conjunto con el Ep, sabe relacionarse a la perfección.

Para Antón, el mundo es su representación, y la forma de hacerlo visible ha sido crear a un personaje artístico como C. Tangana, con sus luces y sus sombras. En este Ep podemos ver una evolución del propio personaje, más íntimo y crítico. Este proyecto de corta duración es una evolución certera que irá ganando más peso según pase el tiempo. Ante esto, solo nos queda mirar para adelante, ver cómo se desarrolla y si los próximos trabajos se asemejan a este. La cosa esta clara, si C. Tangana no existiera, tendríamos que crearlo. Porque como él mismo dice: veo esta generación intentando hacernos los fuertes, negando cualquier tipo de sensibilidad, y me dan ganas de darnos un besito y decirnos que todo va estar bien.

Escucha C. Tangana – Bien 🙁 

15 comentarios sobre “C. Tangana – Bien :( (Sony Music)

  • el 4 Junio, 2020 a las 1:13 pm
    Permalink

    Y es que la utilización de versos de la canción de “Como quieres que te quiera” de Rosario Flores o “Corazón partío” de Alejandro Sanz no es casualidad, supone un homenaje al sonido pop de principios del 2000 tan erróneamente denostado en nuestro país.

    La cosa esta clara, si C. Tangana no existiera, tendríamos que crearlo.

    JAJAJAJA dios mio…muzikalia en lo que se ha convertido….esto tiene que ser de broma. Tiene mas criterio musical el pronto o el lecturas¡¡¡

    Respuesta
    • el 4 Junio, 2020 a las 1:56 pm
      Permalink

      Sacamos 5 ó 6 críticas a la semana, aparte de otras 5 ó 6 en 7 Minutos al Día, más un montón de reportajes sobre rock clásico, pop de los 80, música indie… Supongo que los leerás todos y tu opinión estará fundamentada. Porque no creo que así, de repente, una crítica (a un fenómeno importante que, guste más o menos, interesa cubrir y analizar) nos convierta en gente sin criterio. Saludos.

  • el 4 Junio, 2020 a las 1:54 pm
    Permalink

    Me encantaría saber qué música tan supuestamente auténtica escuchas tú. Si tú, el que raja porque tiene mucho criterio de mierda.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 4:12 pm
    Permalink

    No sé por qué hay que negar lo evidente: recientemente se ha abierto una grieta en muzikalia, que ya nunca se podrá cerrar, por la que se han colado naderías musicales como la Zowi, Charlie XCX, Tangana y los que quedan. Y lo malo ya no es que se comenten sus discos, si no que se nos presenten como necesarios, imprescindibles.
    Entiendo que lo realmente urgente es sumarse a la moda y a la tendencia de la música urbana: la última estrategia del capital musical para reinventarse y satisfacer su necesidad de renovar y ampliar nichos de rentabilidad para no quedar desplazado y continuar acumulando beneficios aún sacrificando verdadera calidad musical que, muerte al relativismo, claro que existe y los que llevamos décadas de pasión por la música lo sabemos.
    Artistas, discográficas, festivales y medios musicales (no se sabe quién es el principal y quiénes los subsidiarios en esta industria) le están tomando la medida al cambio generacional (y por lo tanto de consumidor y beneficio) que ya se está produciendo donde aunque los viejos estilos no acaban de morir sí que se ven desplazados en cuanto a popularidad y éxito comercial por esta música urbana posmoderna y ultramercantilizada al más puro estilo farsa del siglo XXI.
    Vencerán, pero no convencerán.
    Un saludo.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 5:26 pm
    Permalink

    Javier, Partamos de un concepto que deberíamos revisar. ¿Qué es calidad según tu escala de valores? A parir de ahí se puede empezar a debatir, de otra manera son palabras vacias. Gracias y un saludo

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 5:32 pm
    Permalink

    Y el cambio generacional, aunque le duela a muchos es un hecho, y por fortuna así debería ser. Basta ya de inmovilismo y cerrazón mental.
    Por otro lado Muzikalia, en un 90% de su contenido sigue los gustos (ay ese concepto) que institucionalizo en su momento RDL o Jenesaipop, así que tampoco creo que te tengas que escandalizar tanto. Tus gustos se mantienen a salvo.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 5:57 pm
    Permalink

    Lo bueno que tiene Muzikalia es la gran variedad de artículos, géneros, estilos y autores. Todos los colaboradores ponen su grano de arena para seguir construyendo buena literatura musical. Cada uno con sus formas personales pero todos desde una prisma de respeto.

    Yo soy el primero que he escrito este artículo sobre C Tangana. Y hace solamente unas semanas se público uno sobre Brighton 64. Y no nos vamos engañar a mi me representa infinitamente más el segundo que el primero. Pero ambos los he escrito desde la objetividad y sobre todo sin prejuicios musicales de antemano. Sería mas sencillo quedarnos en nuestra trinchera, con nuestros gustos prefijados y no salir de ahí, quedarme en el ska de la primera ola, el sonido sixtie y el northen soul, porque me voy a sentir más cómodo. Pero a veces, salir de la comodidad de nuestro sillón ayuda, como hace por ejemplo Luis Moner que cada revisión que sube es diferente a la anterior, y sí, fue el quien escribió sobre la Zowi o Charlie XCX pero también sobre Erik Urano, María José Llergo o Robert Wyatt.

    Pero hay que entender que lo mismo a ti o a otra persona no le gusta C Tangana, pero lo mismo a un chico de 18 años le apasiona y este artículo le sirve para comprender un poco mejor que es lo que quiere decir cuando canta “Estoy bien”.

    Un fuerte saludo y gracias por tu comentario, porque gracias a ellos también se construye música.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 6:24 pm
    Permalink

    Pero lo que pasa Víctor, es sencillo. Si no estás con el gusto institucionalizado eres un puto disidente que no tiene ni puñeterera idea de música. Y luego están los que sólo se miran su ombligo, e lo rascan y se huelen la pelusilla que se sacan.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 6:32 pm
    Permalink

    Gracias Víctor, mucha gente con un argumentario así necesita la prensa musical.
    El cerrazón mental es algo que no se puede combatir. Qué cada uno escuché lo que le salga de su moño, y la gente que sale al ring a debatir lo debería hacer con los deberes aprendidos, porque de otra manera acabamos debatiendo sobre el sexo de los angeles. Por cierto, el indie, el famoso indie que aun muchos defienden ¿no estaba ultramercantilizado? Vaya, algo me he perdido…. Los popes del rock no están ultramercantilizados? Vaya, me sigo perdiendo cosas. Saludos desde Saturno.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 7:41 pm
    Permalink

    Por qué quieres a tu pareja?
    Para qué tienes hijos?
    Existe música buena y música mala?
    Las cuestiones más evidentes siempre son más difíciles de explicar. Los intangibles, se les llama.
    Ni por su dimensión técnica, ni abstracta ni histórica se puede considerar la llamada música urbana como música de calidad. Ni perdura una sola de sus canciones ni trascenderán nunca. Música de consumo rápido, usar y tirar, escucha desinteresada y a por la siguiente. Lo saben ellos y lo sabéis, sobre todo, vosotros. Debe ser terrible hacer de la necesidad virtud.
    Todos los géneros musicales relevantes, como los que se han citado en el comentario del autor y muchos otros, son herederos de un determinado contexto histórico con unas implicaciones sociales, políticas o económicas propias que imprimieron cambios profundos en la sociedad de la época y más allá. Pacto de posguerra, lucha por los derechos civiles, recrudecimiento del movimiento obrero, contraofensiva neoliberal, período de entresiglos.. Allí nacieron estilos de verdad grandes, imperecederos.
    Es imposible separar cualquier creación, tampoco la musical, del contexto en el que nace, de ahí que en esta época de capitalismo desbocado presentado culturalmente con atuendo posmoderno, triunfe un género musical vacío y nihilista que es funcional al sistema que padecemos. Música superficial para una sociedad generalmente superficial.
    Olvidaos de psicologizarlo todo, no es cerrazón mental ni zona de confort, son principios, valores, convicciones.. En definitiva, criterio propio.
    Compartamos con nuestros jóvenes lo magnífico que ha dado de sí la historia de la música, no nos lo quedemos sólo para nosotros y les vendamos la moto ensalzado las virtudes inexistentes de lo que ahora es moda o tendencia por condescendencia o, peor aún, por el bajo interés de no quedar fuera del negocio.
    Por cierto, niego la mayor: el indie que se mercantiliza ya no es indie, es un oxímoron total. Por supuesto que existe el indie, te podría decir, solo en España, decenas de discográficas independientes al margen del mercado, pero eso tú también lo sabes. Artistas que crean, graban, editan y tocan su música por canales independientes, al margen de los convencionales y comerciales. Gente aún con principios.
    Un saludo.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 8:06 pm
    Permalink

    Javier, la música que hace Tanta la bace de un contexto tan respetable como cualquier otro, y no es cuestión de vender motos. El mensaje de un Tangana o una Zowi puede, incluso, ser más real de lo que tu crees, porque habla sobre una realidad y lo hace a un target determinado. El mercado y el sistema neoliberal que controla el gusto también existió cuando los Beatles llenaban estadios.
    Mensaje perecederos? Entramos en terrenos pantanosos, y entramos en un debate estéril.
    ¿Gustarte el trap es no tener valores? Quizás deberíamos repensarlos, porque lo valores también existen para ser pensados, y sí, tensionarlos.
    Aquí no se venden motos más allá de creer que tu gusto es mejor que otro que no se adhiere al tuyo, e insisto, deberíamos dar un paso más allá.
    ¿Existe música buena y mala? Sí, es una obviedad.
    Me parece mucho más arriesgada una producción de Tangana con la que se intenta sorprender al oyente, que el sempiterno soniquete que ya no dice nada y lo único que pretende es seguir anclado en el pasado.
    Saludos

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 8:08 pm
    Permalink

    Javier, yo tengo un sello, y lo llevo con pérdidas continuas, muy punk todo. Eso no me hace tener más valores que nadie.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 8:55 pm
    Permalink

    Es verdad que no te hace tener más valores que nadie, pero no es menos cierto que revela que los tienes, lo cual es mucho en estos tiempos, hacer las cosas por amor al arte y no por dinero o solo por dinero.
    Por decirlo con música, yo lo que reivindico es “algo real” (Serengueti de Kokoshka), no me gustan los grupos que “suenan a dinero y nada más” (Voyeur amateur de Nudozurdo), y lo defiendo por que me gusta “luchar por tener la razón” (Ser profesor de Pablo und destruktion).

    A pesar de las diferencias, sois necesarios. Máximo respeto.

    Respuesta
  • el 4 Junio, 2020 a las 9:11 pm
    Permalink

    Javier, es un debate largo. Siempre es un placer hablar sobre lo que rodea la música, que es algo bastante irreal.
    Un placer también.

    Respuesta
  • el 6 Junio, 2020 a las 3:40 pm
    Permalink

    Muy guay que dejes un comentario poniendo a parir a toda MZK en un artículo concreto (que personalmente también me la suda), pero no en ninguno de los otros 30 tremendamente valiosos que la revista ha publicado en el último mes. Muy lógico todo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.