Charli XCX – How I’m Feeling Now (Warner)

En la actualidad se abre un nuevo escenario paradójico: por una parte, los nuevos artistas están desacralizando el arte (el arte se crea a tiempo real y tiene sentido más allá del museo), ya que este no es el portador de un nuevo poder espiritual que está por encima de la sociedad, pero por otro lado las instituciones museísticas se han revelado como los nuevos portadores de una “estética” inalienable, en paraísos de la fetichización. Por decirlo en otras palabras, muerto el arte como elemento sacramental, la vida cotidiana se ha convertido en un marco estético de primer orden. Gilles Lipovetsky lo describe así: “Al afirmar su autonomía, los artistas modernos se rebelan contra las convenciones, invierten sin cesar en nuevos objetos, se apropian de todos los elementos de la realidad con fines estéticos. Se impone así el derecho de estilizarlo todo, de transformarlo todo en obra de arte, ya se trate de lo mediocre, lo trivial, lo indigno, las máquinas, los collages resultado del azar, el espacio urbano.

Esto viene a cuento por lo efímero del arte. Estallidos de creatividad (o falsedad en aras de likes abundantes) que tienen en las redes sociales el lugar en donde nacen, crecen, y desaparecen muchas de las estrellas del pop actual. La PC Music es un género que sacraliza el fulgor estético de la bisutería barata, del DYI, de sonidos atascados en graves y glitches, de voces manipuladas hasta la exasperación.

Es pop de se articula a través de postulados meramente antinaturales en sonidos manipulados hasta crear una especie de Frankenstein. Una de las figuras más interesantes de este género es Charli XCX que desde el confinamiento en su casa en Los Angeles se ha rodeado de productores de la generación glossy- A. G. Cook y BJ Burton para crear este gran disco titulado How I’m Feeling Now (Warner, 2020) en la que la joven artista ha ido preparando, interactuando con sus fans desde su cuenta de Instagram y que ahora se edita en las plataformas digitales, esas que están destinadas a sus fans.

Un trabajo que satura los sentidos, que no da respiro a asimilar todo lo que está pasando. La hiperestilización de la producción hace que tu mente solo piense en que esos bombos inflados en “Pink Diamond” están para acelerar tu ritmo cardiaco. Adrenalina vendida a garrafón.

Temas como “Claws” o “Denotate” la acercan a artistas como Taylor Swift o Hanna Diamond, y su voz casi irreconocible en mor del triunfo de la tecnología sobre el cuerpo, declama las confusiones y las soledades de una chica que, entre cuatro paredes, solo tiene ante sí una cámara de video para grabarse. La virtualidad es eso: soledad y conquista del espacio irreal.

Escucha Charli XCX – How I’m Feeling Now

2 comentarios sobre “Charli XCX – How I’m Feeling Now (Warner)

  • el 20 Mayo, 2020 a las 10:59 pm
    Permalink

    Cuando se hace necesario recurrir a tanta pedantería discursiva para construir un argumento pretendidamente sofisticado que justifique la supuesta dimensión vanguardista o revolucionaria de dos irrelevancias musicales tan grandes como este disco o el de la zowi es que algo falla; lo siento, pero no cuela.

    Respuesta
  • el 21 Mayo, 2020 a las 12:08 am
    Permalink

    tu, teen, si tu…ponte cualquier disco de beastie boys y no pierdas el tiempo con esta porqueria.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.