El pueblo contra Antonio Arias & Fernando Alfaro (La Mutant) Valencia 22/02/2019

El significado del concepto “música independiente” ha cambiado radicalmente en nuestro país en las últimas tres décadas. Se ha diluido totalmente el predicamento de un término que resumía la forma lidiar con las inquietudes de un heterogéneo grupo artistas fuera de las directrices de la industria, hasta quedar solamente como etiqueta de un cajón cada vez más impersonal que define a una generación ansiosa por copiar al último triunfador y conseguir ser confirmado para el mayor número de festivales (el actual barómetro del éxito).

Por mucho que nos empeñemos en justificar lo contrario, la música es ocio e incluso sus formas más alternativas y contraculturales acaban sucumbiendo a los designios de un mercado que lo tritura todo vorazmente hasta convertir lo revolucionario en reaccionario en un par de parpadeos.

¿Qué tiene que ver todo esto con un concierto de Fernando Alfaro y Antonio Arias? Pues todo y nada. Quizá este encuentro teatralizado en forma de charla informal de dos compañeros de generación, cervezas y guitarras acústicas mediante, no sea más que una excusa para disfrutar de las historias y las canciones de dos artistas que han vivido sus carreras en paralelo (el argumento del show se hilvana a través de la insistencia de Arias en que ambos se conocían y la reticencia de Alfaro en reconocerlo); quizá no sea más que otra vuelta de tuerca para sumar material al imaginario particular de los fans de estos tipos tan magnéticos y productivos; incluso puede que solamente sea el evento musical adecuado para echar la tarde de un viernes antes de ir a cenar al centro. Yo creo que puede ser un poco todo esto, pero también se pueden sacar otras lecturas.

El pueblo contra Antonio Arias & Fernando Alfaro contiene canciones importantes para entender la carrera de los protagonistas, anécdotas interesantes, momentos de complicidad hilarantes y muchas otras cosas, pero sobre todo una alta dosis de honestidad descarnada sobre sus carreras. Historias de una época oscura marcadas por la creatividad y el riesgo (artística y vitalmente), pero sobre todo marcada por una industria musical que necesitada nuevos referentes, que intentó fagocitarlos y que acabó escupiéndolos cuando comprobó que no podía moldearlos a su conveniencia. Por eso, quizá sus mayores triunfos fueron quizá sus fracasos.

No creo que Arias & Alfaro quieran mostrarnos ningún camino, solamente contarnos un poco más del suyo, el cual es tan interesante tanto en sus luces como en sus sombras. Si les interesan las carreras de estos animales llenos de cicatrices (un perro apaleado y un reptil de piel cuarteada al sol) disfrutarán de las dos horas de este espectáculo, pero si además quieren entender su importancia dentro de la música de este país, no tienen excusa para perderse esta gira si pasa por su ciudad.

*Perdonen que no les adose el setlist de la velada o les destripe las anécdotas más jugosas, el juego que nos proponen los artistas perdería toda su gracia.

Foto Manuel Pinazo (concierto de Madrid)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.