Entrevista a La Bien Querida, que vuelve con Paprika

La Bien Querida está de vuelta con Paprika, su octavo álbum de estudio en el que se estrena con el sello Sonido Muchacho. Un disco cargado de ritmos latinos, cumbieros, boleros, salsas y bachatas.

El pasado mes de mayo lo adelantó con “La Perra del Hortelano”. Lo que no nos esperábamos era encontrarnos con algo tan diferente a lo que había hecho. Un sonido divertido, fresco y bailable de la mano de letras apasionadas, sinceras y románticas. Un trabajo muy libre que da un aire nuevo a la imagen de Ana Fernández Villaverde. Hablamos con ella sobre el disco, sus referencias, las colaboraciones, la preparación en directo, y las clases de salsa que la animaron a sacar al mercado este Paprika.

“Para mí, el indie es el encanto de lo imperfecto”

Empecemos con el primer adelanto que escuchamos del disco, “La Perra del Hortelano”, que salió en mayo. ¿Por qué la elección de esta canción?

Bueno, es el primer corte del disco y quizás no es la más representativa, pero como es un disco variado, me apetecía sacar esta canción primero. Me gustaba y fue la primera que tenía acabada.

Es que el sonido del disco varía un montón.

Sí, varía. Esta es más balada y va más en el rollo baladas de las que hago yo, pero Paprika es un disco así, liberado de disciplinas. Al final es un disco de pop y de canciones.

 

Eso mismo te iba a decir, que es súper libre, pero tanto en lo instrumental como en lo lírico. Hay un poco de pop contemporáneo, bachata, salsa, rumba y bolero, incluso.

Por eso se llama Paprika, porque he intentado probar con ritmos latinos y tal, algo que nunca había hecho y que me apetecía.

¿Y por qué esta elección de ritmos latinos? ¿Has visto alguna otra referencia que hayas querido probar? 

No, me apetecía probar esto. En Fuego, tengo “7 días juntos”, que es como un amago así de latineo y tal. En este mundo que estamos viviendo, intercultural, me llamaba la atención la cultura latina en general.

Has probado con prácticamente todos los sonidos latinos, te has dejado pocos.

No, no, me he dejado un montón. Ritmos latinos hay miles, aquí hay un poquito de bachata, hay un poquito de salsa, pero vamos todo muy abolerado. La bachata viene del bolero, es un bolero bailable, eso es la bachata. Lo que pasa es que el bolero está como mejor visto, tiene muy buena fama. Y la bachata, pues en los 90 Juan Luis Guerra ya la llevó por todo el mundo. Ahora está otra vez poniéndose de moda, pero no tiene ese prestigio, esa elegancia que tiene el bolero, aunque son muy parecidos. Las canciones también tienen un toque de salsa porque al final hay vientos que las acompañan. Al final lo que he hecho son boleros bailables.

 

¿Tu intención era hacer un disco más bailable, pero mantener el sonido pop que habías hecho hasta ahora?

Es un disco pop porque yo escribo pop, que es lo más sencillo del mundo y yo no soy ninguna virtuosa. Mi intención era esa, meter un poquito ritmos así, caribeños.

¿El nombre de Paprika viene después de elegir esos ritmos? ¿O antes dices, “quiero poner un nombre que lo represente bien”?

A la vez, cuando estaba ya haciendo esto pensé, “voy a poner un nombre que tenga un poquito que ver con estos sonidos” y se me ocurrió lo de Paprika, que es el nombre de una salsa. Puede ser una especia o una salsa. Un amigo de Barcelona tenía un grupo hace años así como muy underground que se llamaba Paprika Joke y siempre llamó mucho la atención ese nombre. Vamos, era tan underground que no lo conoce nadie. Me gustaba ese nombre y la verdad es que me acordé de él a la hora de llamarlo así.

Te preguntaba antes por referencias. Como tú bien dices, ahora se está mezclando un montón el latino con lo internacional, se está globalizando y hay un montón de cantantes de todas partes usando ritmos de todo y usando referencias de todo. ¿Tú habías escuchado algo últimamente que te hubiera dicho, “oye, me apetece a mí también hacer esto”? 

No, yo soy más clásica. Me gusta Bad Bunny, pero no voy a hacer lo que hace él porque es, otro modo de cantar y hacer canciones, yo soy más clasicona. A mí me gusta Marc Anthony y yo lo llevo a mi rollito indie haciendo lo que puedo.

Se preserva la esencia de La Bien Querida en el disco, aunque sea más experimental.

Eso es inevitable porque escribo yo las canciones, hago las melodías y siempre voy a estar ahí. Mi forma de cantar es la que es, eso no va a cambiar, aunque quiera cambiar es muy difícil.

 

Este es tu primer trabajo con Sonido Muchacho, sello de Carolina Durante, Los Punsetes, Javiera Mena, Sen Senra, entre muchísimos otros, ¿Qué tal ese cambio? 

Pues muy bien, estoy muy contenta, la verdad. Ya te contaré cuando se empiece a mover el disco, pero vamos, de momento estoy muy bien, con ese rollo indie y fresco.

¿Qué era lo que necesitabas para dar ese paso? 

Necesitaba un cambio de sello, porque todo el mundo necesita cambiar de vez en cuando y probar cosas nuevas. Necesitaba independizarme un poco y explorar otras formas de sacar un disco.

Los artistas del sello son dentro de lo indie, de los más grandes. 

Pues sí y yo también soy indie, o sea, que me siento identificada totalmente.

Ya sabes que para mucha gente el indie no es un género en sí, ¿es algo que te importe?

Es que me da igual. Hago pop y ya está. Indie para que la gente te encaje un poco, que no es comercial, por así decirlo. Para mí el indie es el encanto de lo imperfecto. Por eso me siento indie.

«Necesitaba un cambio de sello, porque todo el mundo necesita cambiar de vez en cuando y probar cosas nuevas»

Hay un tema que rodea el disco en lo lírico, que es el amor, la obsesión y los sentimientos. Quizás el sonido lo esconde un poco y lo hace más divertido de escuchar. No se siente un sufrimiento como tal, ni como la expresión de una persona débil o vulnerable, sino como algo más luminoso. ¿Era esta la intención?

Es que yo puedo parecer vulnerable, pero no soy vulnerable ni débil para nada. Aparte que en este disco hay bastante mala leche. Canciones como “Mala hierba” o “Como si nada”, cosas que en Brujería no había. Brujería era mucho más romanticón, por así decirlo. Mis canciones hablan de deseos que luego los escondo con el romanticismo, pero de romanticismo no tienen mucho.

 

En el disco estás muy bien acompañada, está Jota de Los Planetas en “No es lo mismo”, Santiago Motorizado, en “La Cruz de Santiago” o los coros de Miren Tulsa en “Mala Hierba”. ¿Cómo surgen estas intervenciones? 

Pues todos por gente que tengo cerca y ya está. Jota porque es súper amigo mío y su voz y la mía me encanta como quedan juntas. Siempre que tengo alguna canción y que veo que puede quedar guay con él se lo digo. Santiago, me apetecía mucho colaborar con él, porque soy muy fan de El mató a un Policía Motorizado y de su carrera en solitario. Nos escribimos por Instagram para ver si hacíamos algo juntos, tenía esta canción con mucho texto y pensé que quedaría muy bien hacer un dueto con alguien. Pues con Santiago.

¿Dónde situarías a ‘Paprika’ en tu discografía?, ¿Cómo lo ves en cuanto al conjunto total?

No lo sé, cuando pase un poco el tiempos se verá. Una vez salga quiero cerrar puerta y ponerme con lo siguiente. Todavía tengo que esperar a que tenga un poquito de recorrido.

Antes de esperar a esto, ¿cómo lo ves tú, como obra, cómo lo percibes como artista? 

Estoy contenta, si no, no lo hubiera sacado. Estoy orgullosa de lo que he hecho. Me parece arriesgado, porque vengo del indie más cerrado, pero me gusta el resultado.

¿Qué podemos esperar de Paprika en los escenarios? 

Estamos preparando el directo, de hecho, tengo ya unos conciertos de presentación, los primeros que son en Granada el mes que viene, y luego ya de cara a 2023, tengo Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia y San Sebastián. Y ahí estamos, dándole a la bachata con la banda.

 

Es una forma muy distinta de preparar los directos. 

Pues claro, porque hay trompetas y cosas que no habíamos tocado nunca. Nos parece divertido hacerlo así. Es un reto y yo creo que va a quedar un directo fresco y divertido. El repertorio en Brujería era más de balada romántica, y este es más para bailar.

¿Crees que puede encajar bien en festivales?

Pues no lo sé, yo soy de festivales, pero de hora temprana, porque ese es mi punto fuerte, los medios tiempos. Tengo la suerte de que siempre toco en festivales, pero estoy segura de que no me van a programar a las 12:00 de la noche porque esto no es para esa hora. Ni esto, ni ninguno de mis discos. Es una cosa intergeneracional, mis discos son para todo tipo de gente de todas las edades, de todas las razas y de todos los continentes.

Paprika en cuanto al conflicto, Ana vs La Bien Querida, ¿lo vas a encarar más de cara a los escenarios como La Bien Querida, o como “soy Ana, me gusta un poquito la salsa, el bolero y tal y voy a cantar esto”? 

A mí me gusta la salsa y el bolero, no me lo estoy inventando. Es verdad, voy a clases de salsa y de bachata. No es una invención para este disco. O sea, es real. Y por eso lo he querido hacer. La Bien Querida se funde con Ana Fernández Villaverde y Ana Fernández Villaverde se funde con La Bien Querida.

O sea, ¿que en las clases te van a poner ahora temas tuyos?

No lo sé, ponen cosas más mainstream de lo yo que hago (risas).

Escucha ‘Paprika’ de La Bien Querida

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien