Entrevistamos a Strike Master

Strike Master es una banda de thrash metal conformada por tres personajes inconfundibles, Colonel KMU en las voces y guitarra, Pach es el bajista y Picos se hace cargo de la batería. La banda y su experiencia de 15 años sobre los escenarios lo hacen un referente inmediato cuando se habla de la escena metalera en México. Por algo han sido invitados a diversos festivales en Europa, Estados Unidos y prácticamente han tocado en todos los festivales de rock y metal en México. El reconocimiento internacional le ha valido para tocar al lado de Overkill y Omen entre otros. 5 discos y dos demos son su tarjeta de presentación, pero para valorar y deleitarse con esta banda en su justa medida no hay otra opción más que apreciarla en vivo. Recientemente y con motivos de un festival online, la banda grabó un vídeo de su canción titulada “Cosmic owl ritual” y para hablar de ello, su líder y guitarrista, Colonel KMU, nos habló de las opciones para hacer conciertos en un futuro y de la evolución que empieza a darse en las bandas para dar a conocer su trabajo en tiempos de coronavirus y en los tiempos por venir. Aquí la entrevista que nos concedieron en exclusiva desde México para Muzikalia.

“Si algo nos gusta en los eventos de metal es “salvajearnos”, es un momento en el que todos somos libres de hacer casi todo lo que queramos”

Acaban de presentar el vídeo “Cosmic owl ritual” ¿Sacar este vídeo se tenía contemplado previamente a la situación del COVID 19? ¿La canción tiene algo en especial para ser la elegida y para hacerla en vídeo?

Para nada, no se tenía contemplado, todo fue a raíz de las circunstancias, la idea se dio a partir de una invitación para un concierto en línea para un festival, nuestro baterista grabó su parte, el bajista lo suyo y yo hice varias tomas, ya que esta canción tiene diversas dinámicas con la guitarra. No tuvo nada que ver con la situación actual, ni con la pandemia, la escogimos porque es la que tiene más dinámica, tiene melodías alternadas, guitarras acústicas, mucha combinación de ritmos, cambia demasiado la canción dentro de ella misma. Quisimos darle al escucha algo divertido y dinámico. Después se lo mandamos al bajista para que él hiciera la edición del vídeo con la canción que ya se tenía y saliera básicamente un playthrough.

 

¿La situación pandémica que se está viviendo les cambió los planes del 2020?

No nos ha caído mal, suena extraño, pero la banda desde el 2016 ha estado constantemente en todos los festivales, hemos hasta dobleteado, nos fuimos a Sudamérica, Norteamérica, algo de Centroamérica, sacamos 3 discos, fue demasiado, de algún modo sabíamos que nos iban a mandar a la banca en este año. Ya teníamos preparado hibernar como si fuéramos un oso, nosotros estábamos listos para tener un receso y de repente el mundo entero entró en un receso. Tenemos un evento planeado para tocar en septiembre en un lugar llamado Sangriento, no se ha cancelado, está aplazado, nosotros no hemos cantado victoria de que se vaya a realizar en ese mes, la situación sigue difícil y los números van para arriba con los contagios. Sabemos como es esto, un evento de metal es una aglomeración de gente bastante considerable, en México todos estamos abrazados, empujándose, encima uno del otro, tragando de la misma cerveza entre 10 personas, fumando del mismo cigarro. Tú sabes la clase de animales que somos y que así nos gusta ser. Y no sabes como va a ser el futuro para los conciertos, las regulaciones para nuestra propia seguridad. Nuestro evento se pospone hasta que podamos garantizar a la gente seguridad y la satisfacción de un buen show.

¿Qué te parecen estas ideas (conciertos tipo auto cinemas) u opciones que han surgido para regularizar y hacer conciertos masivos nuevamente?

 No creo que haya en México la infraestructura para la cuestión de los autos. Si algo nos gusta en los eventos de metal es “salvajearnos”, es un momento en el que todos somos libres de hacer casi todo lo que queramos, con estas opciones veo difícil puedas hacer eso. En Alemania ya se hizo, pero en México y Sudamérica ya sabemos como nos gusta divertirnos, es diferente y por eso a las bandas les gusta venir acá porque somos considerados de las fanaticadas más locas.

Strike Master foto concierto

Sin conciertos y sin festivales ha sido una cubetada de agua fría para muchas bandas que no habían tomado muy en serio las redes sociales y tuvieron que cambiar la forma de distribuir su música para darse a conocer por esta misma situación. 

Es parte de la evolución, desde hace muchos años cuando se hacía propaganda física impresa, ya era algo que iba quedando atrás, uno tiene que ir avanzando y aprendiendo de las nuevas formas de hacerse publicidad y no quedarse en el olvido. Estos tiempos son una oportunidad, no lo quiero ver como una caída, como dices, es una cubetada de agua fría y es una oportunidad de aprender de todo lo que ofrecen las redes sociales, es una oportunidad para darse a conocer no solo a nivel nacional, sino a niveles globales, de hacer crecer nuestros proyectos lo más que se pueda. Debemos aprovechar que somos manufactureros, debemos aprovechar que sabemos y hacemos las cosas por propia mano, incluso en festivales sabemos hacer las cosas; México es ejemplo de los mejores festivales que hay en América, se hacen mucho mejor los festivales que los que hay en Estados Unidos, nosotros albergamos festivales que llegan a tener hasta 120 mil personas en 3 días de festival con las mejores bandas del mundo, somos una sede importante que no hay en otra parte de América. Y no solo hacemos un festival al año, hacemos varios festivales al año, son festivales muy grandes con 4 o 5 escenarios funcionando al mismo tiempo. Somos una copia del modelo europeo, donde están los festivales más importantes. Es algo que debemos aprovechar y explotar muchísimo, no le pedimos nada a nadie, hace unos años yo te hubiera dicho otra cosa. El mundo ha volteado a vernos por la calidad de festivales que se están desarrollando acá.

Hablas de que hace unos años hubieras dicho otra cosa. ¿Cómo te ha cambiado la vida y que nivel de experiencia sientes que has adquirido después de 15 años tocando con Strike Master?

Son muchos años con diversos vórtices, somos una banda que ha tenido varios reinicios, ha vuelto a nacer varias veces, la alineación actual es la más fuerte y estable que ha existido, nuestro baterista ya tiene 10 años con Strike Master, el bajista tiene 4 años con nosotros. Hemos tenido bastantes reestructuraciones, si hubiéramos seguido con el ritmo de vida de cuando empezamos hace 15 años, yo ya estaría muerto o en la cárcel.

¿Andarías en el Club de los 27?

No creo que hubiera llegado a los 27, me hubiera quedado por ahí de los 20 años. Al ritmo que llevábamos de vida en esos primeros tiempos, ni la banda hubiera seguido adelante, ni yo hubiera podido seguir adelante. Es como un auto estándar, no puedes aventarte toda la vida en la primera velocidad, ni a toda velocidad, vas a quemar el motor, hay que saber cuándo cambiar de velocidad para avanzar más, para ir más rápido, hay que saber cuándo parar, cuando darle mantenimiento a la misma máquina. Así son las bandas, tienen diversos componentes, tanto electrónicos, administrativos y hasta un mismo conductor, nosotros somos tres personas, pero se ha ido sumando gente al equipo en aspectos de vídeo, gráficos, etc.

 ¿Cómo consideras que sea más fácil distribuir su material, ahora con redes sociales y plataformas digitales pero sin conciertos o como antes que no se tenía Internet pero que sí había conciertos? 

Yo creo que ahora es más fácil. Es el momento de aprender a ver como se mueve el mundo y movernos sobre esa ola. Hace 15 años yo iba personalmente con la demo en la mano al Tianguis Cultural del Chopo, llevaba 50 discos que nosotros mismos quemamos en una computadora, le hacía su impresión y los vendíamos a 10 pesos a los metaleros que veíamos con sus playeras de bandas afines al thrash metal que tocamos, había tipos con playeras de Slayer, Kreator y nos acercamos a ellos; les decíamos que vendíamos el disco de nuestra banda, que nos escucharan y que  si no le gustaba  la próxima semana  nos podían encontrar ahí, que me lo regresaran y que les regresaba sus 10 pesos. Yo creo vendí aproximadamente 400 demos.

¿Alguna vez hubo alguien que te regresara un disco?

No, al contrario, hubo una vez que una persona me había comprado, regreso a la siguiente semana y me compró 5 demos más porque el que me había comprado ya lo había regalado.

¿Creen que ha contribuido que hay mucha gente encerrada en sus casas, desde otros países que están buscando propuestas nuevas y han conocido a su banda “gracias al encierro”?

No sabría decirte si por la pandemia, las mismas redes sociales tienen sus algoritmos por regiones. Hay demasiadas bandas, no solo en el país sino en el mundo. Nosotros mantenemos bien atendidas nuestras redes sociales, en algún momento tenemos que dormir, pero esas oficinas virtuales están siendo atendidas para la gente que lo requiere, ya sea con las mismas respuestas automáticas o programadas, así como cuando hay personas con dudas más específicas y requieren atención personalizada. Pero chistes, dudas, quejas o comentarios siempre los atendemos.

¿El encierro le ha dado a Strike Master tiempo para programar o planear un próximo disco?

Nuestro material más reciente salió a finales del 2019 y principios de 2020, se estuvieron promocionando los singles, ahorita no tenemos prisa de sacar material nuevo, pero el proceso de composición y desarrollo musical en Strike Master es permanente. Mientras se graba un disco ya hay ideas para el próximo, en este caso ya tenemos la mitad de un disco compuesto. Pero tenemos que juntarnos y tocar las canciones, ver que les falta, ver que modificaciones se harán hasta finalmente cerrarlas. Cuando la banda sienta que necesite sacar el material nuevo, ese día se va a entrar al estudio, masterizar, producir y planear como se va a sacar el disco; es planear el lanzamiento digital, la publicidad, el día de lanzamiento, las playeras, las actividades y la sinergia con la gente para que no pase desapercibido, hacer una fiesta inaugural del disco, y lo mejor sería agarrar una buena temporada de festivales en México y en el extranjero que le den revuelo a un material nuevo. Tiene que haber varios factores que deben unirse para sacar un disco, es darle un plan para que el lanzamiento no sea de un día sino de un año entero.

Si Strike Master fuera una película, ¿Qué película sería?

Buena esa pregunta. Ahora sí me dejaste pensando; por el nivel de caos, pasión, drama, violencia y para que la busquen y la vean, es una película que me gustó mucho y que la vi cuando era niño, cosa que no debí haber hecho porque no es apta para niños, no la vean en familia por favor, se llama: “Camino sin retorno” ( “U Turn”) con Jennifer López. Véanla porque su vida se va a reiniciar, es una película bastante buena, no la vean con su mamá cerca, ni con sus hijos.

Para la gente que no lo sabe, aparte de músico eres una especie de Master Chef. Siendo todo un experto y pensando en la pregunta anterior. Si Strike Master fuera un platillo de comida, ¿Cuál sería?

Ahí si no sé decirte, te podría decir que una hamburguesa muy completa, es más, quita la hamburguesa. Strike Master sería una torta cubana de esas con tres quesos, con huevo, jamón, milanesa, salchicha, aguacate, pierna, piña, frijoles, de esas que son una torre y que para morderla tienes que abrir el hocico como si fueras una anaconda y lleva todos los sabores de un solo golpe, ya que tiene partes dulces, tiene partes medio quemadas, tiene picante, te vas a atragantar, puede que te ahogues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!