Entrevistamos a Zahara por el lanzamiento de PUTA

Zahara publicó el pasado 30 de abril su nuevo álbum llamado PUTA. Se abre en canal y nos cuenta que en el colegio la llamaban “Merichane” , como a una prostituta de su pueblo. Nos revela que sufrió bullying y abuso sexual. Pone sobre la mesa el maltrato psicológico en las relaciones tóxicas, la anulación, la manipulación y la romantización del amor.

Zahara lo vivió y se ha atrevido a contarlo en primera persona. Luchar contra la negación, la culpa y la humillación no es fácil y aceptarlo y tomar perspectiva, mucho menos. Pero lo ha conseguido. Ha revertido el significado de ‘Puta’, ha conseguido que sea nada más y nada menos que un disco conceptual maravilloso, intimista e innovador. Por un lado, es un alegato al amor propio, a hacerse preguntas, a buscar tu lugar en esta sociedad que te presiona cada día y elige tu rol sin preguntarte. Es un grito de rabia contra todo tipo de maltrato y abuso, porque la culpa y las secuelas te acompañan de por vida. Pero, por otro lado, también es un homenaje al amor bien entendido, a las mujeres, a las copleras, a la música, al feminismo y a su abuela. A Zahara le preocupaba no ser entendida, no ser creída. Pero sucedió todo lo contrario. Su historia se convirtió en muchas historias similares o parecidas. Brotó la compasión y nos sentimos acompañadas y acompañados con su música. Se hizo público un problema que vivimos cada día y es personal. Y aunque algunos políticos y algunas políticas se olviden de esto; “lo personal es político” (Kate Millet). Zahara no se olvidó, se salvó y nos está salvando.

“A mí nadie me va a quitar lo que sufrí, pero ojalá ayude a alguien a evitarlo”

¿Cómo se empezó a gestar el álbum ‘PUTA’?

Ya había pensado en el nombre ‘Puta’ para este tercer disco que cerraría la trilogía; ‘Astronauta’, ‘SantayPUTA’. Me dio por pensar en esta trilogía en la que este sería el descenso. Del plano espacial al celestial y llegando a la tierra o incluso al infierno. Pero pensé en ‘Puta’ como algo alejado de mí, más relacionado con la historia de las mujeres.

Hay un libro que se llama “Las chicas son rockeras” de Miguel Ángel Bargueño, que cuenta la historia de la música desde el punto de vista de las mujeres. Empiezo a leer sobre algunas artistas que utilizan sus propias historias en sus canciones como Tori Amos que tiene una canción que se titula “Me and a Gun” cantando A capela y contando en primera persona que había sufrido una violación. Entonces, empiezo a pensar que tengo que contar cosas, hablando de las mujeres y de mí.

Cuando llega el confinamiento sufro una depresión y la manera que tengo de resurgir de todo esto es haciendo canciones. Estas canciones hablan de mi vida y del trabajo que llevo haciendo durante meses con mi psicóloga. Empiezo a contar mi vida y me doy cuenta de que no quiero parar y ahí es cuando vislumbro el disco.

Escuchar a otras mujeres contando sus historias te anima a contar la tuya propia.

Sí, es algo muy bonito que he hablado mucho con mi psicóloga. Yo me juzgaba y hablaba de la culpa. Y me decía que me imaginase que fuera ‘La Benito’ (Patricia Benito es una poeta y una muy buena amiga mía). Cuando la imaginaba a ella contándome la historia, me daba cuenta de que no era su culpa y me liberaba de ese juicio. Pensé que tendemos a ser muy crueles con nosotras mismas.

 

‘PUTA’ es un álbum conceptual, un disco para escuchar de principio a fin. Todo empieza con ‘Flotante’ donde está presente la presión social de encajar en determinados roles muy concretos.

Sí. Mi primera frustración durante el confinamiento fue ver a todo el mundo haciendo panes, haciendo ejercicio y yo no era capaz ni de levantarme y barrer. (risas). Empiezo a odiarme y me pregunto por qué me tengo que odiar tanto si no llego a ser lo perfecta que me he imaginado que tengo que ser. Me pregunto por qué quiero serlo y por qué lo necesito. Me doy cuento de que todo mi sufrimiento viene de ahí. Y me pregunto en qué momento se me educó para esto. Te hablo de una educación social y ahora que soy madre, imagínate. Estos anuncios de la mejor madre que se levanta, preparan el desayuno, los lleva al cole, va a trabajar y es la mejor en su curro, vuelve por la tarde, les prepara la cena, les cose el vestido…etc. ¡Dejad de meter presión, por favor! ¡Que yo al niño le llevo con churretes al cole! (risas). Esta canción es una introducción al disco y el mensaje es este: cuando a día de hoy, me pregunto que soy y que quiero, no tengo ni idea porque solo me pregunto qué se espera de mí.

‘Flotante’ tiene una segunda parte en la que pides perdón.

Sí, no es una justificación, pero sí que me di cuenta que había querido muy mal, aunque no se hubiese notado a veces. ‘Flotante’ es una canción esquizofrénica pero también tiene ese deseo conciliador. Por eso, a los hombres buenos de mi vida o a los hombres que no os supe querer mejor, os pido perdón. 

 

Llega ‘Merichane’ poniendo sobre la mesa temas como el acoso, el bullying, la presión y el abuso. ¿Cómo de importante ha sido esta canción que ha servido de desahogo para muchas mujeres con el “Yo estaba ahí”?

Me parece precioso. Me han escrito muchísimas mujeres, pero también muchos hombres. En lugar de haberse sentido atacados, han entendido de verdad la canción. Ha sido precioso de ver que, en vez de encontrarme al hombre ofendido, me he encontrado a hombres agradecidos que lo han vivido a su manera y me han dado las gracias por ponerle voz. O incluso me han contado que han llamado a todas sus amigas para pedirles perdón por si alguna vez las hicieron daño. Tras salir ‘Merichane’, estuve tres días leyendo mensajes, llorando y no entendiendo nada porque para mí era una canción de desahogo. No esperaba eso. Fue muy bonito y sucedió algo que se llama compasión, que es ese acompañamiento que nos hicimos todas al escucharnos y no juzgarnos.

Canción de Muerte y Salvación. ¿Llega la aceptación?

Fíjate, no me acuerdo de cuando escribí la letra de esta canción. Y cuando la leí, flipé. La escribí antes del confinamiento y me di cuenta que seguía negando y no aceptando. La habíamos grabado y le dije a Martí Perarnau (el productor del disco) que teníamos que modificarla porque la cantaba en segunda persona. Y cuando iba a salir, yo quería esconderla. Le dije a Martí que no la iba a sacar. Esta canción ha sido un ejercicio de enfrentarme continuamente a eso que viví. Pensé; venga Zahara, cuenta tu historia y si no la entienden, no pasa nada.

 

Taylor llega con la frase “el amor está lleno de metas y puertas cerradas”. ¿Está presente la romantización del amor y seguir un mismo patrón?

Yo tenía claro que quería hacer una canción al odio. Porque hay un momento en el amor en el que te das cuenta de que tú te pierdes cuando amas porque quieres que te sigan amando a toda costa; que me amen, aunque no sea yo misma. Es como la punta de la montaña de mierda. Esa obsesión de mantener el amor, de no molestar, de enajenarnos para encajar en el amor del otro. Y es que se da en las dos direcciones; cuando amas, te pierdes, pero a la vez obligas. Acabamos exigiéndole al otro un tipo de amor. ¿Por qué nos tienen que amar de la manera que queremos y en el momento que queremos? ¿Por qué tenemos que saber lo que el otro está pensando? No, es que como no me ha contestado esto, significa que no me quiere. ¿Pero tú que coño sabrás? ¡Pregúntale primero! ¿Por qué estamos continuamente haciéndonos una película en paralelo a la realidad que estamos viviendo para que nos encajen las cosas tal y como las hemos planeado?

 

Aparece la anulación y el maltrato psicológico dentro de una relación como describes en “SANSA”. Una canción dura pero esperanzadora con la frase “Lo que me ha hecho fuerte es alejarme de ti, lo que me ha hecho fuerte es acercarme a mí”.

Si algo estoy aprendiendo es a colocar las cosas y hay veces que nos tenemos que poner en el lugar que corresponde. A veces no es una cuestión de ir hacía delante o hacía atrás, sino de ir hacia un lado o hacia otro. Cuando tenemos un trauma o un problema es cuestión de coger perspectiva. Cuando la persona que te hace daño está muy presente en tu vida y estás dentro de ese torbellino de presión y humillación, es muy difícil salir. Hay que construir un bunker para alejarnos de esas personas que nos hacen daño y construir un caminito que nos lleve a otro sitio alejado de esa mierda. Y cuando consigues alejarte de lo que te hace daño, es mucho más fácil acercarte a lo que te hace bien. Puedes pensar que esto es una frase de autoayuda, pero hasta que no lo vives y no lo trabajas con alguien profesional, no sirve de nada. No solo saber las cosas nos hace cambiarlas. Hay que acercarse a uno mismo y eso es lo más difícil del mundo.

“Berlín U5”, la más festiva del disco. Una canción que trata temas como el fin del mundo que aparentemente se aleja de la historia. Pero también puede representar esa luz que todos tenemos dentro, aunque a veces se apague. El aprovechar ese ratito de bienestar en una temporada de mierda. ¿Y por qué no?

Me encanta que lo hayas dicho así porque no lo había comentado en ninguna entrevista de esta manera tan concreta. Es algo que parece que está prohibido cuando has sufrido. Por ejemplo, en el Caso de La Manada. Se criticó que a las semanas ella se había ido de fiesta como diciendo ¡oye, no estaría tan mal! ¿Perdona? ¿Cómo puedes juzgar que una persona intente salir de la manera que pueda de la mierda que tiene? ¿Vas a juzgar eso? ¿Cómo somos de terribles? Que en el estar mal busquemos estar bien, no es ningún delito. Es algo sano y necesario. Esta canción quería que fuese enérgica, que te hiciese olvidar de donde venías y que te llevara a otro sitio. Que hablase del fin del mundo y del confinamiento y te hiciese una pregunta: ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué es lo que quiero hacer de verdad? ¡Bailar! (risas)

 

“Ramona” representa la rabia. ¿Es importante reconciliarse con tu rabia para poder superar esa anulación y conseguir enfadarte?

Es completamente cierto esto que dices. La mayoría de las veces somos incapaces de enfadarnos, solo lo gestionamos hacia dentro. Es verdad que Ramona representa acumular muchas cosas. Suelto una rabia y una ira acumulada durante décadas. Ahí están todas las voces y todas las veces que me han llamado Puta, todas las veces que he fracasado en una relación, las veces que no me he enfrentado a aquellas cosas que me hacen daño… Es la canción del “aquí te quedas, hasta luego Maricarmen”. Es la primera canción que escribo en mi nueva casa y abre la caja de pandora a muchos niveles porque empiezo rapeando o lo que sea eso que hago ahí. (risas). No sé, me libero de todo y los estribillos son los “dentro”.

¿Podemos decir que es una canción de poner límites, pero no te limitas a la hora de contarlos?

A mi lo del metalenguaje es algo que me fascina (risas). Jamás pensé tampoco que diría ‘lasaña’ en una canción y mira que digo palabras raras en el disco, pero lo de decir ‘lasaña’ te juro que es algo que no sé. (risas).

“Negronis y martinis”. ¿Es autoconocimiento y reencuentro contigo misma?

Son dos cócteles y utilizo estos nombres para describir el negroni que es como yo llamo al ‘negror’. Es una carta que le escribo a Martí (el productor del disco) y por eso se llama Negronis y Martinis. La redacto mientras fumo con la mano izquierda. Tengo que decir que ya no fumo y me alegro. Bueno, estaba ahí fumando y usé el dictado de voz con el móvil y luego le puse música. Me di cuenta que estaba llena de pensamientos negativos, de partes rotas, y de quien me quiera, me tiene que querer así. Esta soy yo y esto es lo que me ha pasado.

 

“Contempla este ejemplar. Está defectuoso. Lo he intentado cambiar sin ver que así es precioso”. La continuación sigue en “Medula”.

Sí, en Negronis me encuentro, aquí me acepto en esa fealdad y en esa médula expuesta. Me quito el plástico y las capas de grasa mostrándotelo como esta. Esta hecho una mierda, pero es precioso, es ese amor a nuestros propios dramas y defectos.

“Joker” sinónimo de denuncia.

Hay una parte de parodia en esta canción, pero también una critica bestial. Es la más heavy…estoy diciendo que de a mí han abusado y que llevo seis putas canciones explicándolo. Se llama Joker porque va en contra de este personaje masculino que ha justificado su rabia en la vida con el mal que le ha pasado. Si hay una congregación de mujeres y se tienen que cargar a la persona que ha abusado de ellas de alguna manera, se acaba el mundo.

 

Finaliza el viaje de ‘PUTA’ con ‘Dolores’.

Hablo de la historia de muchas mujeres, de las copleras y de la historia de la copla como si la ésta fuese una mujer. Estoy hablando de como la copla se convierte en un instrumento franquista cuando era un estilo libre y puro. Y como ha sido mal entendido en la sociedad.
La copla es un género que está a la altura del flamenco y otros grandes géneros. Es un homenaje a mi abuela y a todas las mujeres copleras que fueron pioneras en el movimiento feminista. Se iban de sus casas a contar un mensaje de la mujer pura, que era la que estaba en su casa, pero con su ejemplo estaban contradiciendo todo lo que cantaban y a mí con eso me vuela la cabeza. Era también una manera de hacer un homenaje a esa parte de mi vida preciosa y buena que fue la de ese hogar de música y de amor que recibí por parte de mi familia.

¿Cómo te sientes al trasladar todo esto a un escenario?

La intensidad que siento cuando lo canto es una manera de cerrar todo esto que viví, que transformé en canciones y que pertenecen al escenario. Ojalá ayude a alguien. Hay veces que pienso que, aunque todo esto lo coloque en un sitio que me permita vivir con ello, yo ya lo he vivido. A mí nadie me va a quitar lo que sufrí. Ojalá ayude de verdad a alguien a evitarlo. A verse a si mismo y a si misma antes de que viva esto. Que encuentre la fortaleza y que lo cuente porque es tan valioso y necesario. A mí me ha transformado contarlo y hacerlo público. Animo a esas personas a que lo cuenten porque los van a escuchar y mi miedo era pensar que no me iban a creer ni a entender, pero son barreras que nos ponemos y que no están ahí. Quien te quiere, te comprende y te ayuda.

Foto Zahara: Sharon López

Escucha ‘PUTA’ de Zahara

Un comentario en «Entrevistamos a Zahara por el lanzamiento de PUTA»

  • el 20 Mayo, 2021 a las 10:15 am
    Enlace permanente

    Qué barbaridad de disco, es sobresaliente. ¡Vamos Zahara!
    Y gran entrevista, claro que sí.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien