Escala 1:1: “I Feel Free” de Cream, libertad de interpretación

En diciembre de 1966, Cream lanzaba al mundo su segundo sencillo: “I Feel Free”. Se trataba de un tema que combinaba algunas de las influencias con las que el trío británico seguía cimentando su, por entonces, incipiente estilo. En aquellos momentos iniciales, el rock tintado de blues y psicodelia merodeaba las composiciones de los londinenses y este tema, que a la postre abriría su disco debut, Fresh Cream, daría cuenta de ello. Como single, tuvo cierto impacto en las listas, lo que ayudó sin duda al buen recibimiento de ese primer larga duración, pero, sobre todo, dejó huella en muchas bandas coetáneas que se lanzaron a rendir sus particulares homenajes. Desde finales de los 80 hasta ya entrado el último siglo, grandes nombres de la música también la rescataron para dejar patente su influencia.

 

El Chicano (1972). Aire latino.

Uno de los grandes grupos del soul latino (brown-eyes soul, si es que todavía se puede decir de esa forma) californiano de finales de los sesenta se lanzó a reinterpretar este tema en clave de ritmos latinos. Una auténtica joya, ya no tanto por la evidencia que supone la influencia de Cream en círculos menos ortodoxos (que también), sino por la originalidad de la propuesta con congas y líneas en español. Lo dicho, una maravilla.

 

 Belinda Carlisle (1987). American Pop

La banda sonora de muchos de los devaneos de Patrick Bateman por las discotecas de moda de la Nueva York de los 80 en American Psycho. Si Easton Ellis la incluyó como uno de los temas más recurrentes en la novela sería por algo. Una buena y decidida versión que ilustra esa época y que quizá debió correr mejor suerte en las listas. Belinda en estado puro.

 

David Bowie (1993). Tan a gustito

Bowie la tocó en una ocasión en directo con The Spiders from Mars, allá por los setenta. Tuvieron que pasar dos décadas para que se decidiera a pasar por el estudio para registrar una versión que, cómo no, lleva el sello Bowie por doquier y la elegancia por bandera. La parte instrumental de esta revisión es quizá de las más interesantes, con una percusión más protagonista, guitarras en su esplendor y una buena conjunción del resto de instrumentos y coros. Y claro, el solo de saxofón de Bowie, que también tiene su aquel.

 

Foo Fighters (2005). Punteo guapo.

Pista extra en las versiones de cedé del sencillo “DOA”, esta aportación causará disparidad de opiniones, estoy seguro. Eso sí, por encima de cualquier parecer, convendréis en que la guitarra es potente y ese solo no está mal. Además de la velocidad, podría decirse también que se trata de una versión con aspiración stoner con cierta aspereza, aunque se quede escasa para quitar quizá cierta superproducción.

 

Extras:

A pesar de que los grandes nombres de la lista aparecen a partir de finales de los 80, la verdad es que “I Feel Free”, como he mencionado, fue reivindicada por una buena cantidad de bandas en los años inmediatos a su lanzamiento. De esas grabaciones destaco dos, y una tercera con conexión lejana.

The Amboy Dukes (1967). La primera versión registrada, y una de las más apetecibles, contaba con un joven Ted Nugent dándolo todo a la guitarra y con J. B. Drake marcando personalidad.

Progress Organization (1971). Grupo de art rock y rock progresivo checoslovaco que rendían tributo a una de sus influencias más claras. Ojo a las voces rollo chamánico y al hammond.

Chuck Negron (1995). Se agradece el esfuerzo al ex Three Dog Night, que firma una versión de voz potente como tarjeta de presentación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.