Big Soul – Sala Roxy (Valencia)

El pasado jueves la valenciana sala Roxy casi cuelga el cartel de aforo completo. Quizás se podría pensar que gran culpa del llenazo la tuviese el hecho de que la presentación en directo de “Funky Beats Vol.1” (Bittersweet Recordings) en la capital del Túria fuese gratis para todos los miembros de la fauna universitaria ya que se englobaba dentro de una serie de conciertos que organizaba la universidad en su semana de bienvenida al alumnado, pero todos los que nos reunimos aquella noche entramos con una idea clara en nuestra cabeza, el pasar un buen rato saltando, gritando, bailando y disfrutando de la música del trío californiano.
A la 1.30 y con una puntualidad británica, lo cual se agradeció debido a lo intempestiva de la hora, salieron Big Soul al escenario. Desde un principio ya nos dimos cuenta que nuestras expectativas se iban a cumplir con creces, así, durante una hora y media pudimos comprobar que si en estudio las canciones de Big Soul tienen una energía endemoniable, Kellet, Caroline y Deane, consiguen en directo imprimirles un demoledor ritmo consiguiendo contagiar sus ganas de fiesta. Un concierto que por supuesto repasó gran parte de su tercer trabajo incluido “Buttercup” y “Blue Gravy”, los dos únicos momentos de respiro donde nuestro ritmo cardiaco volvió a índices prácticamente normales. El resto se movió por los terrenos vertiginosos que creaban la combinación de funk, soul, hip hop y riff cortantes de canciones como “Mc Redneck”, “The Funk Baby” o “We got high”. Un concierto que dió para mucho y que nos permitió descubrir de la mano de Deane Jekins (bateria) los guiños hacia sonidos más electrónicos en “2000 BC” y “Disco Thunder”; por parte de su bajista Caroline,sus conocimientos de español y de Kelleth, sus virgerias con la guitarra.
Y como cabria esperar, el momento álgido se produjo cuando sonaron sus dos grandes éxitos, recogidos en su primer trabajo, “Le Brio” y la archiconocida “Hippy Hippy Shake” (en una versión XXL con presentación de banda incluida).
En definitiva un concierto sudoroso, palpitante…¡ para repetir, vamos!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.