Iván Ferreiro – Razzmatazz 2 (Barcelona)

Sorprende que la promotora decidiera programar a Iván Ferreiro en la Sala 2 de Razzmatazz, pues vista la afluencia de público no hubiera sido descabellado que también se hubiese llenado la sala principal. Pero eso nos permitió disfrutar de un concierto con una acústica mejor y una intimidad que difícilmente habría sido posible en el otro lugar.
Así es como se debe asistir en plenitud al show que ofrece el ex de Piratas, que lejos de vivir de rentas basó su repertorio en el nuevo trabajo Val Miñor-Madrid: Historia y cronología del mundo (2013), picoteando entre su extensa discografía (en solitario y con Piratas) y aclarando que le importaba bien poco si se dejaba algún hit que hiciera las delicias del fan.

Si así fuera, desde luego que pocos fans debieron quedar inconformes ya que desde el primer tema, el aclamado “Turnedo”, el local se tornó en un gigantesco karaoke que casi dejó sin trabajo vocal al cantante gallego.

Hubo tiempo para todo, para cerciorarse que sus nuevas composiciones encajan perfectamente en su cancionero y que no palidecen comparadas con sus temas más imperecederos que, por supuesto, alguno de ellos rescató. No faltaron “Años 80” “El Equlibrio es Imposible” o “Promesas que no valen nada”.

Como digo, piezas nuevas como “Alien vs Predator”, “Twin Peaks”, “El Bosón de Higgs” “Solaris” fueron recibidas con casi el mismo furor que si hubieran estado flotando en su carrera durante muchos años. Fueron coreadas como si fuera la última vez que se asistía a ellas.
Después de cerca de dos horas de intenso concierto, Iván Ferreiro y su banda, que sonó realmente como un tiro, tal cual nos lo avisó Iván en la entrevista que le hicimos, decidió poner punto y final con “Mi Furia Paranoica”. Sabedor que ya era materialmente imposible superar tal clímax, se retiró victorioso a sus aposentos.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.