Javier Cardellino (Sala Razzmatazz) Barcelona 10/11/22

El compositor uruguayo Javier Cardellino  desembarcó el pasado jueves en Razzmatazz para dar un show de una hora cuarenta a sala llena. Después de diez años desarrollándose como productor y colaborando con otros artistas, lanzó su proyecto solista donde convergen el R&B, el soul y diversos ritmos urbanos. Nueva York lo vio formarse, entre Argentina y Uruguay expandió su instrucción y España lo recibe con brazos abiertos y lo invita a desplegar su talento.

Comienza el ritual al ritmo de «Fin de Semana»; se enciende la sala con girasoles de fondo al que le sigue un «Si me Rindo» resonante y sugestivo. Para cuando suena «Toscana» el público está envuelto en un descomunal manto sensorial. Sugiere no mirar atrás con «Papel Glacé» y remonta al video oficial del tema grabado en el mítico teatro de Buenos Aires, Gran Rex.

La batería lo recibe para luego conducir a una versión de «Una Luz» que se sabe clara y concreta. Pareciera que se entrega a su propio proceso cuando interpreta «Niño Eterno» e inmediatamente desparrama por todo el predio una interpretación de «Café» que invita a la redención. Asegura que Argentina lo recibió como lo recibe esta sala, con el corazón contento y la sensibilidad en llamas; desliza un «No te Olvides» como agradecimiento.

«Coltrane» sumerge al público en un hechizo que tiene principio pero parecería no tener fin, mientras «Cursi» insinúa un trance prolongado. «90»s session» transforma el mood e incita a la participación del público que, cuando se le da la oportunidad de escoger un tema, opta por «Ferrari». Un freestyler en la casa? Sí, un freestyler y un inminente cierre.

Dice que es con la que cierra siempre, dice que no es tan conocida, «OKAY». Dice también que el espacio tiene sus normas, que se tiene que ir. Pide una tregua; desafía la normativa al ritmo de «Manjar» y al público no le queda más alternativa que disolverse en su lírica.

Un trayecto melódico casi afrodisíaco, una poesía estimulante; si no recompensa un auditorio estremecido, no sé qué más lo hará.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien