Jeffrey Lewis & The Junkyard – La Lata de Bombillas (Zaragoza)

Imaginen que cuatro norteamericanos algo freaks le invitan a presenciar un concierto que tendrá lugar en algún garaje desubicado. Allí descubren que sobre el escenario los tipos son muy poco tradicionales y algo anárquicos, pero que la distorsión del efecto conjunto proporciona un curioso y extraño efecto magnético gracias en parte al poderoso talento de una embaucadora serie de canciones.

Claro que a Jeffrey Lewis ya lo conocemos desde hace años sabiendo de su capacidad y versatilidad como compositor, pero a lo largo de su primera visita a Zaragoza dejó sensaciones similares en cuanto a asombro y peculiaridad, en la penúltima fecha de una extensa gira en la que ha presentado su espléndido nuevo disco A Turn In The Dream-Songs (2011). Hablamos de alguien capaz de verter sobre el escenario una personalidad singular que le ha erigido como abanderado del confuso movimiento anti-folk, además de como reputado dibujante y paradigma activo del underground neoyorquino contemporáneo.

Armado con una guitarra envuelta en decenas de pegatinas y su banda The Junkyard -con su hermano Jack como bajista y David Beauchamp como batería además de una teclista adicional-, el cuarteto alumbra un sonido amable que no renuncia a la distorsión y permite gran presencia del bajo, de aspecto ligeramente cacharreado que encaja a la perfección acompañando la cualidad vocal del propio Lewis, alejada del virtuosísimo clásico pero familiar y encantadora. Incontables cambios de ritmo y picoteos estilísticos al servicio del impulso con el principal protagonismo centrado en temas nuevos, sin olvidar la recuperación de clásicos pasados o narraciones sobre Marco Polo o Jeff Buckley ilustradas por el autor con sus propios cómics durante la interpretación.

Un talento anormal de un tipo peculiar al que la creatividad quema a la altura del estómago hasta que lo exterioriza y comparte, en una velada maravillosamente desconcertante en el que sólo la escasa y reprochable respuesta del público zaragozano, concretada en menos de medio centenar de asistentes, puso la nota negativa. En el pecado llevan ustedes la penitencia, no lo duden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.