Jimmy Eat World – Sala Arena (Madrid)

Llegué poco antes de las 22h, los teloneros ya se habían retirado, pero los protagonistas de la noche tardaron quince minutos en saltar al ruedo. Cuando logré quitarme toda la ropa que llevaba de más para soportar el frío intenso que hacía aquella noche, me di cuenta que la sala presentaba un lleno espectacular al tiempo que ya empezaba a sudar.

Se confirmó la impresión que tuve hace un año al escuchar Bleed America, es una música para inmensas minorías y muy adecuada para el directo. La ejecución es notable, aunque abusan demasiado de los estribillos (el factor sorpresa desaparece cuando la fórmula, aún siendo de mi agrado, se repite), lo que convirtió el concierto, por momentos, en una sala de karaoke.

El público se entregó desde el primer tema (“A Praise Chorus”), vibró con las guitarras de “If You Don””””t Don””””t”, hizo los coros en “The Authority Song” y saltó con “The Middle”, que sirvió de despedida tras escasos 60 minutos de show. Se agradece que entre tanto hit potencial, no se olvidaran de melodías tan dulces como “Lucky Denver Mint”.

La tranquilidad de “My Sundown” abrió el cuarto de hora del bis, cuyo broche final llegó con “Sweetness”.

Una noche de saltos, energía y ””””canciones-lapa””””. Tal vez sólo falta exigir un poco más de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.