Jonston – Taller de Memoria (Autoeditado)

Disco simpático, colorista y entretenido este Taller de memoria, segundo trabajo de Jonston, autoeditado en su propio sello Pez Plátano y ofrecido en descarga gratuita después de abandonar Limbo Starr, la discográfica en la que publicó su debut “Jonston” (2007). Sin embargo también es un disco introspectivo y con una cierta dosis de melancolía, aunque en las primeras escuchas no lo parezca debido al optimismo que desprenden las melodías pop, los arreglos de las canciones y la aparente jovialidad de las letras.

Despojado de ese primer envoltorio de pop sencillo, hecho casi sin querer, a medida que se va prestando más atención a las letras empiezan a aparecer los primeros fantasmas de los veranos pasados y de la lejana adolescencia (“Cuatro ojos”), del incierto porvenir (“Horóscopo del teletexto”), de los juguetes olvidados en un arcón (“Comandante Costeau”), o de los anhelos amorosos futuros (“Un nuevo nuevo amor”, con los coros de Muni Camón) y pasados (“No debería volverme a enamorar”). Todo ello, según declaraciones del propio cantante, bastante autobiográfico. No es extraño, pues, que las canciones huelan a sinceridad.

Según cuenta su MySpace, el disco se grabó prácticamente con primeras tomas en directo y con toda la banda tocando a la vez en los estudios de Paco Loco. Pocos y bien hallados arreglos para vestir de pop directo y fresco las sencillas composiciones de Jonston. Si a ello añadimos la espontaneidad y despreocupación que transmite la voz, obtendremos la sensación de inmediatez que desprende el disco.

Hemos hablado de sinceridad, inmediatez, despreocupación…y por encima de todo un aroma costumbrista que hace que vengan a la cabeza ciertos momentos de grupos míticos como The Kinks (en especial el “Village Preservation Society”) o Go-Betweens (sobre todo “16 Lovers Lane”, principalmente por la estructura de las canciones). Cierto, son referentes ilustres, casi insuperables, geniales cada uno en su forma de reflejar lo cotidiano, mientras que Jonston tiene todavía mucho margen de mejora como letrista, pero la comparación se fundamenta en una visión compartida acerca de la importancia de los pequeños detalles del día a día. No hay más que escuchar la entrañables “Retorno a Camino Pajarillas” o “Puzzle” (“en cada ventanita hay un hogar, un hogar con gato y chimenea, un hogar con gente que se quiere…”) para encontrar la similitud. En un entorno más cercano y menos ambicioso podríamos también encontrar paralelismos líricos con Vainica Doble, por ejemplo, o con Cooper en lo musical

Así es Jonston, al menos en este disco: un cronista de los pequeños éxitos y fracasos de la vida diaria. Necesario, en estos tiempos de prisa global donde todos tendemos a ver el bosque sin fijarnos en los árboles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien