Josh Rouse – El Sol (Madrid)

Minutos antes del concierto se respiraba cierto aire de escepticismo por parte del público, en general, ante la decepción al enterarnos que se trataba de un concierto acústico. Efectivamente, Josh Rouse salió solo al escenario, guitarra en mano, junto a Daniel Tashian (hijo de Barry Tashian, líder de los míticos The Remains) como guitarrista de acompañamiento, que también alternó con la melódica en un par de canciones.

Abrió el concierto con “1972”, seguida del futuro hit, “Love vibration”, ambas joyas pertenecientes a su último disco 1972(03) , y en seguida se vio a un público atento y muy entregado. Tras el entusiasmo de todos coreando y vibrando, sonó después “Sunshine (Come on lady)” y así todas las canciones de su último trabajo, y en el mismo orden que en el disco. Hubo momentos grandes, como “Slaveship”, sin duda una de las canciones más pegadizas y bonitas de su último trabajo, “Come back”, que no perdió su toque funky, “Under your charms”, delicada y emotiva como en el disco, así como “Sparrows over Birmingham”, donde lo que más se echaba de menos eran los coros gospel. Después de tocar la última canción del disco, “Rise”, Rouse nos regaló tres temas de su anterior álbum Under Cold Blue Stars(02) , “Feeling no pain”, “Under cold blue stars” y “Miracle”. Y como era de esperar, no faltó el bis, con “Directions”, de su álbum Home (00) , además de dos versiones de Smiths y Neil Young.

Llegó a tal punto el concierto que apenas se echaban en falta los arreglos del disco, los teclados, una batería o un bajo. Fue sin duda una demostración de talento de un artista que va creciendo poco a poco, pero que ha dejado constancia de la personalidad que le da a sus canciones y que no necesita más que su voz, su guitarra y sus historias para emocionarnos. La mayoría de nosotros estuvimos de principio a fin cautivados por las preciosas melodías, la voz de Rouse, el toque soul y el pop delicioso que factura el de Nebraska. Y creo que muchos sabrán de qué estoy hablando (como bien canta en “Love Vibration”).

Si tuviera que resumir el concierto en una sola palabra podéis imaginar cual es: impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.