Klaxons – Myths of the Near Future (Polydor)

De vez en cuando surgen en esto de la música, nuevas etiquetas para definir estilos que aglutinan a ciertos artistas bajo un mismo techo. Ahora es el turno del “new rave”, movimiento ideado básicamente desde las páginas del NME y que tiene como máximo exponente entre sus filas a Klaxons. Una nueva corriente, que pretenden vendernos como lo más in del momento, pero que no viene a ser más que una evolución de la escena rave mezclada con el pop rock contemporáneo o para entendernos, la (¿nueva?) denominación para la fusión entre las guitarras y la música de baile. Tonterías aparte, no creemos que lo que hagan Klaxons diste mucho de lo que hacen bandas como Rapture, Hot Chip, Shitdisco, Datarock o incluso Block Party y mucho menos aún de lo que hace tres décadas idearon por poner un ejemplo Devo, New Order o Gang Of Four, que por cierto, tomando prestada la radicalidad del punk y el acid house tuvo unos dignos sucesores en la escena Madchester, los Primal Scream de Screamadelica y muchos más.

Pero eso es otra historia, y como no pretendemos sentar cátedra, nos centraremos Myths of the Near Future, debut de éstos británicos que sin quererlo ni beberlo han conseguido que se hable más del dichoso new rave que de ellos, cuando meritoriamente han facturado un álbum luminoso, fresco y contundente. Una mezcla de pop, rock e incluso ramalazos punk, aderezada con precisos momentos de psicodelia, bases de funk pegajoso y dance 90s.

Su principal virtud aparte, son sus escasos 36 minutos de duración, que hacen que pueda disfrutarse del tirón y no caiga en el olvido ninguno de sus temas. Así, nadie puede negar que “Atlantis To Interzone” es uno de los momentos de 2007, ni caer rendido ante el toque retro a dos voces de “Golden Skans”, las aceleradas y pegadizas “Totem On The Timeline” y “Gravity’s Rainbow”, los estribillos de “As Above, So Below” y “Magick” o la claustrofobia de “Four Horsemen Of 2012” con la que ponen punto y final a uno de los discos más divertidos de la temporada.

Baila o muere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.