Los Radiadores – Manual de Supervivencia (Bonavena Música)

Primera referencia del nuevo sello valenciano Bonavena Música, y primer gran acierto: el código BONA001 corresponde al segundo álbum de Los Radiadores, Manual de Supervivencia, un disco que debería servir para afianzar una carrera que me atrevo a vaticinar sólida y prolongada en el tiempo. Una perfecta banda sonora para unos tiempos que, cada vez más, parecen llevarnos de cabeza hacia el Apocalipsis. Canciones crudas, intensas, tanto en el aspecto puramente musical como en el lírico.

Desde la distorsión que abre y cierra “Llegamos tarde al fin del mundo” hasta esa fusión imposible entre Parálisis Permanente y Loquillo que es “Viaje a ninguna parte”, las nueve canciones de Manual de Supervivencia discurren entre el rock espacial, el post punk y el pub rock sin remilgos ni falsa modestia. La chulería (titular un tema “No me achantaré” lo dice todo) de la voz principal escupe unas letras que reflejan el caos que nos envuelve en nuestro devenir cotidiano, pero que se asoman también a paisajes de ficción retro-futurista en el homenaje a Star Wars de “La estrella de la muerte”, o en ese guiño a Asimov / Aviador Dro / Derribos Arias que es “Un viejo robot”.

Un rock crudo y visceral con cierto toque 80s, que huye de la pose macho-rock pero que cuenta con memorables riffs de guitarra y algunas referencias inesperadas (algunos momentos que recuerdan a Los Nikis, o el aroma psychobilly de “Manual de supervivencia”), algo de oscuridad after-punk (“Ha llegado el caos”), una voz hipnótica y unos textos tormentosos. Todo ello son puntos a favor de Manual de Supervivencia, un álbum que no debería pasar desapercibido entre tanta música fofa como nos llega a todas horas.

¿Puntos en contra? De momento ninguno: victoria de Los Radiadores por goleada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.