Maga – Sala Capitol (Santiago de Compostela)

Única noche gallega de los sevillanos. Santiago de Compostela se vestía con sus mejores galas para recibir a uno de los mejores grupos de la escena estatal del momento. El sitio era el idóneo para la cita: la Sala Capitol, destacada entre los músicos por sus excelentes camerinos, y por el público por sus excelentes cualidades visuales y sonoras, donde el juego de luces y sonido destacan sobremanera con respecto a muchas a nivel no sólo autonómico, sino estatal.

La primera sorpresa de la noche, y con carga negativa, fue la ausencia de Dorian, los cuales ejercían de teloneros. Un cartel en las taquillas así lo anunciaba y el público que calculaba su llegada para más tarde y llegar al grupo principal de la noche se encontraba con el ya iniciado concierto.

 Maga por magg Maga por magg

Maga por magg Maga por magg

Así, y por razones obvias, no comenzó puntual el espectáculo, como era de esperar por muchos. Pero en el momento de la salida al escenario de Miguel, David y Javier, el público vio recompensada su espera con un agradable comienzo con “Astrolabios”.

Seguidamente llego el turno de “Piedraluna” y “Celesta” para recordarnos su anterior Lp. Y es que hubo momentos para todos los gustos: para recuerdos de grandes intimismos, las nuevas creaciones mágicas (a destacar “Blanco Sobre Blanco” y “Un Lugar Encedido”) y los hits que todos quieren escuchar, como “Agosto Esquimal” o “Diecinueve”.

 Maga por magg Maga por magg

Incluso, y vale como guiño a los gallegos, incluyeron en su set el gran éxito de los vigueses Golpes Bajos, “No Mires A Los Ojos De La Gente”. Una canción que interpretada por estos chicos vuelve a recobrar la magia que tenía allá por los ochenta.

También nos presentaron un nuevo tema que incluirán en su próximo Ep, “Paracaídas” lleva por título. Una canción que agradó a los presentes y que tenemos muchas ganas de conocer en su versión en estudio.

 Maga por magg

Fue tal la argumentación sonora y visual de lo grande a lo que estábamos asistiendo que tuvieron que hacer tres bises. Se notaba que el grupo disfrutaba de igual manera que lo hacía el público. Tanto fue así que a un servidor se le hizo corto el concierto, aunque saliesen estas tres veces añadidas al escenario.

Cuando uno disfruta,… el tiempo pasa volando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien