Metronomy – Small World (Because Music)

Metronomy, ese proyecto que utiliza el intrépido y talentoso Joseph Mount para esparcir su inquieta e incontinente mente creativa, ajena a estándares o convenciones, abrazaron el éxito involuntario con un The English Riviera (Because Music, 2011) en el que lo que parecía un divertido entretenimiento por la liviana ligereza de su material anterior, pasó a abrazar las listas británicas y a asomar por diferentes premios y reconocimientos gracias a singles redondos que fueron creciendo de lo inesperado a lo incontestable como “The Look” y “The Bay”.

Lejos de perder la cabeza, lo que siguió fue una magnífica dupla de álbumes, a cada cual mejor, como fueron Love Letters (Because Music, 2014) y Summer 08 (Because Music, 2016) donde pulieron aún más la fórmula y demostraron que lo suyo no era flor de un día. La ambiciosa apuesta por el disco doble que supuso Metronomy Forever (Because Music, 2019) da paso aquí a un breve pero agradecido contrapunto en el que la canción pop con mayúsculas, esa que reclama los aderezos justos para brillar pues se apoya en una melodía suficientemente sustanciosa y perdurable, se impone a lo largo de un escueto minutaje que deja una sensación de cálida placidez, como una caricia de sol en pleno invierno.

Asentado en una vida familiar que habita en el sentido a veces obvio otras más escondido de sus letras, acogiendo con naturalidad el amor y la muerte en un mismo fraseo, Mount transita por los avatares de la existencia mostrándose como un letrista notable que cada vez afina más el arte de dar con el estribillo redondo. Aquí prima la contención, rehuyendo lo estridente y mostrándose fiel a una hoja de ruta del todo personal y adictiva.

Esqueléticas (“Life And Death”) o juguetonas (“Things Will Be Fine”, “It’s Good To Be Back”, “Right On Time”, o ese hit nada obvio que es “Love Factory”, un encuentro en las alturas entre Bee Gees y Fleetwood Mac que se materializa en cinco minutos de fantasía pop), incluso oscuras y atrevidas, demostrando su versatilidad (“Loneliness On The Run”, “Hold Me Tonight” mostrando la ternura de la voz de Dana Margolin de Porridge Radio en otro registro diferente al habitual), las múltiples caras de este privilegiado compositor van mutando en sonoridades siempre excitantes, retando al oyente en un impredecible viaje por emociones a descubrir en cada acorde, en cada estrofa.

Small World es otro trabajo disfrutable de principio a fin, acabado con mimo y gusto por el detalle, que refuerza por si hacía falta el nombre de Metronomy en la primera división del pop de las islas, alimentando una discografía ya voluminosa en cantidad y en calidad, y constatando que aún tienen mucho por decir, siendo lo mejor de todo que uno no sabe qué esperar de sus próximos pasos.

Escucha Metronomy – Small World

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien