Mitch Burger – Reactive (High rip music)

Mitch Burger es un artista afincado en New Jersey que el pasado año publicó Reactive (09), su álbum de debut, tras haber tocado el bajo en bandas de la zona. Su música cumple todos los requisitos para ser encuadrada dentro del rock industrial, una etiqueta lo suficientemente heterogénea y fuera de la dictadura de la moda para provocar que toda aportación al género tenga su bienvenida por mi parte.

Nueve cortes compuestos, escritos y producidos por él mismo dan lugar a un entramado de casi cuarenta minutos marcado por la marcialidad de los ritmos y la fluctuación entre la calma planeadora y la agresividad histérica, siendo en el segundo caso en el que más destaca su propuesta. Ahí está sin ir más lejos el tema que irrumpe abriendo “Lies, fear, Hipocrisy”, donde la forma de escupir odio recuerda al Al Jourgensen o al Trent Reznor más desatados. Esas dosis de mala hostia entroncan perfectamente con el techno teutónico a lo Kraftwerk o con los Ladytron más robóticos en “Slit my wrist”, otro puñetazo a la boca.

Una malsana calma tensa respiran, por el contrario, las tres partes que conforman “Road to ruin”, destacando los latigazos acometidos por el punzante timbre de Burger rompiendo el hipnótico viaje de la segunda y el teclado comatoso de la tercera, en la onda de los más sosegados Nine Inch Nails.

Reactive se cierra con un instrumental, “Black ice”, que no desentonaría en la banda sonora de Terminator (Brad Fiedel), eso sí, tuneada lo suficiente para que los chavales calzados con Converse de colores imposibles brillen en la noches asépticas del nuevo siglo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien