Momus – Smudger (American Patchwork)

Momus sigue en racha. La capacidad de producir música del escocés es asombrosa, y acaba de completar una trilogía memorable, esa que marcaría la gloria para cualquier artista que se precie: Vivid (2020), Athenian (2021), y este mayúsculo Smudger (Darla Records, 2022)

Leía hace unas semanas en su red social que el título de este disco hace referencia a las diferentes “mascaras” que se pone la gente para interactuar desde el anonimato en las RR. SS (smudger significa emborronado, difuminado), y esa es una de las peculiaridades artísticas de este artista, el alterar su personalidad con diferentes estéticas: de estrella del shibuya-kei a dandy relamido y con parche hallando inspiración en Apollinaire o Rabelais. Nuestro hombre puede con todo, y en este nuevo cancionero demuestra su capacidad para concentrar estilos y pasarlos por su tamiz personal.

Nick Currie es un maestro de la sátira que tanto se sutre de referentes cultistas, como las que extrae de la observación voyeurista. Abre esta obra con Franz Schubert como epítome del romanticismo decadente, y adapta su “Gute Nacht” -del ciclo Viaje de Invierno– a ritmo de tecnopop en “January”. Un tema que tiene ecos a sus primeros discos ochenteros y que sirve para bordear las fosas antitéticas. Un halo soul envuelve la fantástica “Stop The Body”, un alegato en contra del control de nuestros cuerpos por parte de las grandes corporativas industriales. “Dissapear” es una balada preñada de melancolía en la que Currie narra de qué forma las personas se creen libres, pero acaban bajo el yugo del poder: «People who are theoretically free, They turn away the tennis star, They welcome the unkind». ¿Se acuerdan del caso Djokovic en plena pandemia?

Cambio de registro: “Orchestras” tira de sonoridades de feria para disertar sobre el nuevo puritanismo instalado en la sociedad, y “Bartleby” suena a un Tom Waits intelectualizado y menos beodo. En este pastiche estilístico también se puede disfrutar de sinuosos arreglos orquestales en “Supervillian” (pullita a Boris Johnson); “The Coffee Professor” y “Friends” tienen un toque burlesque y arremeten contra el sistema capitalista, mientras que la locura de “Influencer Village” abraza la estética del Bowie berlinés. Un discazo.

Escucha Momus – Smudger

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien