Mudhoney – Vanishing Point (SubPop)

Es comenzar el primitivo trazado de bajo y batería de “Slipping away” y sabemos que una vez más Mudhoney no nos defraudarán. Y no lo hacen porque nos ofrecen justo lo que esperamos de ellos con Vanishing Point (13).

Pertenecen a ese -en el fondo- reducido grupo de bandas legendarias dentro del underground con un sello identificativo tan propio que, por genuino e intransferible, su propia existencia continuada en estos tiempos convulsos es una celebración.

Brutalmente salvajes y crudos, algo que nunca han abandonado, la suciedad tan característica que les hizo ser la única banda del mundo enorgullecida por ser denominada grunge, explota en su nuevo disco resultando vibrante y  disfrutable de una tacada sin problema. Vanishing Point supone un regreso a las raíces más ortodoxas de los de Seattle.

La garganta de Mark Arm tan al límite como casi en algunos devaneos suicidas con  los nunca suficientemente reivindicados Green River -el germen del que saldrían Mudhoney y los mismísimos Pearl Jam-, nos traen temas para el recuerdo como I like it small” o “What to do with the neutral” que suenan despiadadamente Pixies y deslavazadas, el salivazo garage-punk de “Chardonnay”, la orgía guitarrera de “In this rubber tomb”o el extremismo abrasivo de “The only son of the widow from nain” que me juego el cuello haría flipar al bueno de Kurt Cobain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.