Nosoträsh – Siroco (Madrid)

Con motivo de “La Semana de la Mujer” la sala madrileña Siroco nos ha ofrecido una serie de conciertos durante los días 6, 7 y 8 de marzo. Por allí han pasado varios DJS (Luis Calvo, Juan de Pablos…) y los grupos Kiki D´aki, Alma María, Pauline en la Playa, Sweet Nothings, Garage Jack y las asturianas Nosoträsh, que aprovechaban la ocasión para además hacer la presentación de su nuevo single “Gloria”, continuación del fantástico Popemas, publicado el año pasado.

Asistir a un concierto de Nosoträsh es como ir a ver al local de ensayo a unas amigas. En un auténtico clima de buen rollo y complicidad con un público (no nos engañemos) que las adora, las cuatro asturianas acompañadas para la ocasión de Pau miembro de La Habitación Roja se dedicaron a desgranar los mejores momentos de su discografía. Abrió la austeridad de “Arte”, a la que le siguió la reciente “Saeta Doble” por desgracia sin la presencia de Fernando Alfaro. Poco a poco fueron cayendo “Cenicero”, “Copiloto”, “Gloria”, la frágil “Tres Tristes Tigres”…

La primera concesión al pasado llegó de la mano de “Punk Rock City”, sin duda una de las mejores canciones del pop español de los 90. A partir de ahí empezaron a alternar canciones de toda su discografía haciendo continuas referencias a la mujer, como la autoreafirmante “Maldito Espejo”, la versión “Voy A Ser Mamá“ dedicada a todas las madres o “El Enemigo en Casa”, un homenaje a las mujeres maltratadas. No faltaron tampoco “Rara Sensación”, “Hacia El Sur”, “Si es que hay suerte” o “Reincidentes” además de una versión de la malograda Cecilia.

“Corazón Colilla” con la voz de Cova, fue el tema con el que se despidieron, pero ahí no quedó la cosa. El público les exigió volver. Al haber terminado el repertorio admitieron peticiones y tras varias disertaciones aceptaron a tocar “Sólo por los Besos”, el momento de la noche, cuando a la guitarra de Bea, al bajo de Montse y a la voz de Natalia se unió toda la sala cantando, momento en el que la vocalista asombrada, dejó de cantar para que el público terminara la canción. Encantadas, y con un nudo en la garganta solicitaron: ”Pedirnos otra, por favor” y con una nueva interpretación de “Gloria” concluyó una noche memorable.

Si Nosoträsh no existieran, habría que inventarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!