The Ocean + PG Lost + Psychonaut (Sala Copérnico) Madrid 01/06/22

La ansiada gira de The Ocean junto a PG Lost Y Psychonaut, tras diversas cancelaciones causadas por el tema pandémico, recababa por fin esta semana en España. Un triple cartel tremendamente atractivo para las audiencias interesadas por el lado más escorado del rock instrumental.

Abrieron la velada muy temprano Psychonaut. El post-metal con trazas sludge de los belgas suponía un perfecto entremés de cara al plato fuerte de la noche con The Ocean, aportando los primeros lances de intensidad ruda entre un madrugador público que comenzaba a lucir sus primeras camisetas de Mastodon o Tool.

Lo habitual en un concierto suele ser esperar al cabeza de cartel, pero me van a perdonar si les digo que mi mayor aliciente de la noche era percibir la evolución meteórica de los suecos PG Lost, auténtico baluarte del post-rock actual en su acepción más emocionante y canónica, luciendo un estado de forma a la altura de muy pocas bandas a nivel mundial en su terreno, si acaso el poderío de los imperiales Caspian podría llegar a competir en grandeza a día de hoy.

Sabedores de las virtudes que atesora su reciente obra Oscillate (20), disco que, desde mi punto de vista, retoma la senda musical trazada por God is an Astronaut en Origins (13), no dudaron en defender su cancionero como eje fundamental de una actuación soberbia donde no faltó emoción, contundencia y belleza; un privilegio contar con artistas que aún sigan explotando el filón del género sin acudir a la robótica frialdad contundente a la que parece abocado el grueso de bandas pertenecientes a la escena en el presente.

Así temas colosales como “E-22”, esenciales en su terapia ventricular como “Shelter”, eficaces en su naturalidad para ser obras maestras como su clásico “Terrain” o pesadísimos en el mejor sentido como el cierre de “Eraser” vertebraron un show espectacular, a retener en el memorándum colectivo de un 2022 que por fin devuelve el pulso vital a la música en directo.

Tiempo para los auténticos protagonistas, recibidos entre vítores de una enfervorecida audiencia que ama a los alemanes The Ocean con auténtica devoción militante. Quizás para aquellos que no estén familiarizados con su sonido, esa mezcla equilibrada entre sludge metal y progresivo, resulte algo frío y anodino, pero para quienes conforman su legión de seguidores supone ser atravesado por una sucesión de auténticos himnos retorcidos plenos de exaltación musical, ejecutados con la misma eficacia que pegada. Llamó la atención la lesión que presentaba en su pierna su vocalista, lo que no impidió que ofreciera una auténtico recital de polivalencia tonal tanto sentado como acercándose al respetable muleta en mano.

The Ocean se mostraron entusiasmados y terriblemente entregados, muy físicos y cercanos, sabedores de su potencial actual, el que les confiere esa obra partida en dos que es Phanerozoic I: Palaeozoic (18) y Phanerozoic II: Mesozoic / Cenozoic (21), siendo esta última sobre la que bascularía el grueso de su actuación, con un final por todo lo alto con “Jurassic | Cretaceous”, donde uno de sus guitarristas no dudo en darse un baño de masas volando por encima de nuestras cabezas mientras la sesión desbordante de fuerza basculante entre la atmósfera y la tormenta nos dejó a mitad de semana con la sensación de que necesitaríamos cuatro domingos seguidos para recuperarnos del shock sonoro al que habíamos asistido.

Fotos: Silvia Moreno

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien