Patti Smith – Banga (Columbia/Sony Music)

La legendaria, influyente e incorruptible trayectoria de Patti Smith impone lo suficiente como para afrontar con evidente y merecido respeto cualquier trabajo de la norteamericana. Que además se trate del primer álbum con material propio firmado por la vocalista en ocho largos años tras el acierto que supuso Trampin´ (2004) exagera la intimidación previa ante la correspondiente obra.

A sus sesenta y cinco años, la multifacética artista sigue demostrando una profunda y contagiosa convicción por todo lo que hace, aunque atrás hayan quedado los tiempos de rock explícito y evidentes proclamas contestatarias. La revolución continúa naciendo del indomable poder de la palabra, pero la poesía es ahora rodeada de ambientes amables y nostálgicos que canalizan sutilmente la agresividad hasta alcanzar el mismo objetivo de implicación y agitación humana de siempre.

Temas de calado emocional como “Amerigo”, “This Is The Girl” o “Seneca” conviven con momentos de mansa apariencia como el single “April Fool” y “Mosaic”, sin renunciar a la ardorosa creatividad desplegada a lo largo de los diez minutos de “Constantine´s Dream”, “Fuji-san” o la propia “Banga”. Un disco finalizado con una sentida revisión del clásico “After The Gold Rush” de Neil Young (con prescindible coro de niños incluido), que cuenta con interminable lista de variopintos invitados entre los que se incluyen Tom Verlaine de Television, la banda italiana Casa del Vento, los propios hijos de la autora, el guitarrista Jack Petruzzelli e incluso el actor Johnny Depp.

Banga (2012) es esquivo con esa inmediatez siempre regateada con personalidad por la compositora. Un elepé destilado a fuego muy lento en un proceso de amplia meditación que debe ser degustado del mismo modo para apreciar en toda su plenitud la imponente y honesta vigencia del mito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien