Porridge Radio – Every Bad (Secretly Canadian/Popstock!)

En una época en la que la figura de la mujer resulta reivindicada con una convicción nunca vista antes, también hay bandas que trasladan ese grito al plano creativo. Continúan así con el legado de otras que, puño en alto y a lo largo de las décadas, probaron que aquello de que el rock era cosa de hombres no era sino una sandez insostenible. Seguramente el asunto a estas alturas parezca una obviedad, pero tampoco está de más que en la escena sigan moviéndose formaciones de este tipo, sobre todo cuando su talento y efectividad resultan tan evidentes como en el caso que nos ocupa.

En torno a esas coordenadas destaca por méritos propios Porridge Radio, grupo liderado por la británica Dana Margolin que, tras algunas referencias auto-publicadas, irrumpe ahora definitivamente en el negocio contando ya con el apoyo de un sello consolidado como es Secretly Canadian. A lo largo y ancho del presente ‘Every Bad’ (Secretly Canadian, 20), el cuarteto en cuestión bebe del movimiento Riot Grrrl –surgido en torno al feminismo de la escena independiente norteamericana de los noventa–, tanto en sonido como (sobre todo) a la hora de desplegar una actitud incontenible en consecuencias. La formación muestra así reminiscencias de grupos como Sleater-Kinney, L7 o Bikini Kill, sin renunciar en ningún momento a la búsqueda de su propio sonido. Unas preferencias desarrolladas sin trampa, cartón ni tampoco mayores aspavientos u otros elementos extraordinarios, más allá del acierto de las propias canciones. A lo largo del presente álbum, Margolin y compañía se manifiestan cabreadas e inquietas a través de un total de once temas incendiarios y reivindicativos, en lo que se convierte en un conjunto tan poderoso como finalmente contagioso.

La versión más expeditiva del asunto se sitúa en la primera mitad de la referencia, con el trío inicial formado por “Born Confused”, “Sweet” y “Don’t Ask Me Twice”, además de “Long”. Porque, tras la tormenta, llega el turno de la introspectiva “Pop Song”, el exquisito ramalazo pop de “Give-Take” o ese acertado medio tiempo de final creciente que es “Lilac”. Surgidos originalmente bajo la filosofía del ‘Do It Yourself’, Porridge Radio pasan al siguiente nivel con ‘Every Bad’ (Secretly Canadian, 20), un elepé creíble que alberga la suficiente fuerza intrínseca como para llamar la atención del oyente entre el resto de numerosísimos lanzamientos.

Escucha Porridge Radio – Every Bad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.