Presentación Funtastic Dracula Festival – El Sol (Madrid)

Tal y como os hemos ido contando, el festival independiente de verdad (no tiene ningún tipo de patrocinio oficial ni grandes sponsors detrás) Funtastic Dracula, toca a su fin este año 2010. Los amantes de la chatarra sónica y la guarrería sonora sin complejos se quedan huérfanos en este país, como consuelo les queda que este año disfrutaran de uno de los carteles más atractivos de toda su historia.

Para abrir boca y comenzar a quedarnos patidifusos, nada mejor que una fiesta presentación en la sala El Sol de Madrid, con el grupo local Juanita y los Feos, y el personaje de Nobunny, que ya se encargó de dejar epatados a los asistentes del Funtastic 2009.

Juanita y los Feos son un quinteto de Madrid que lleva funcionando desde el año 2004, y ya han compartido escenario con The Black Lips, o Billy Childish, entre otros. En ellos, la expresión “Canto de Cisne” cobra su máxima veracidad, ya que en realidad los cisnes no emiten ningún canto, solo sonidos roncos. A pesar de ello, la banda madrileña consiguió que su canción “Pégame en la disco” se eligiera como una de las treinta mejores de la historia del programa de Radio 3; Diario Pop. Parafraseando a un ministro de cuyo nombre no me quiero acordar: “¡Manda huevos!”.

En su corto concierto (lo bueno si breve, dos veces bueno, y Juanita y los Feos si breve…mucho mejor) aparte de asombrar a propios y extraños con su estilo frágil y depurado, amenizaron la velada con canciones tan bellas como: “Circo Roma”, “Angelines”, “Footing”, “Madre Soltera”, o sus hits; “El Agujero” y el mencionado “Pégame en la Disco”. No los pierdas de vista, antes de que el sello discográfico In the Red los descubra, los Strange Boys se los lleven de gira, y acaben siendo pasto de modernos.

Si para disfrutar en directo de Juanita y los suyos, hay que estar desprovisto de cualquier razonamiento musical dentro de toda lógica, para ver a ese sujeto que se hace llamar Nobunny hay que ir concienciado de que no vas a ver algo ni medio normal.

Justin Chanplin (en realidad se llama así la criatura) suele salir a escena, vestido únicamente con unos calzoncillos con más roña que la música que practica, y una cazadora de cuero con pinta de haber vivido mejores momentos. Y así fue, aunque en esta ocasión también le acompañaba en su atuendo una preciosa guitarra Danelectro que no dudaba en quitarse cada poco para acabar retozando entre el público cuan alegre conejillo entre las verdes praderas.

Acompañado de otros tres tipos con no mucho más vestuario que él, guitarra, bajo y batería, dieron buena cuenta de parte de su repertorio en el que no pudieron faltar: “I´m a Girlfriend”, “Chuck Berry Holiday” o “Mess me Up”, tres cortes del que fue su primer larga duración; Love Visions. Pero no olvidemos que el conejito de Texas venia con nuevo disco debajo de las patas, su flamante First Blood, editado en Goner Records, que aunque con un sonido más sólido y mejor producido, no ha perdido ni un ápice de frescura. Si, ahora a la roña sónica lo llamamos frescura. 

Así pues, no pudo dejar de tocar: “Goone for Good”, “Live it Up”, o “Motorhead with Me” entre otras, tranquilos, tampoco se olvido de tocar otro de sus hits; “Boneyard”. No esperéis que os diga si fue un concierto bueno o malo, Nobunny está por encima de valores tan vacuos. No pude evitar esbozar una sonrisa cuando subía las escaleras de la sala Sol, recordando algunas lindezas que el público le había espetado: “¡Lávate los pies con Zotal!”, o “Vaya tío más guarro, tiene los calzoncillos más sucios que los míos, y ya es decir”.

Así fue el preludio perfecto para uno de los festivales más salvajes que este país haya podido vivir. Preparados, listos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.