12Twelve+Ya Te Digo – BilboRock (Bilbao)

Era un sábado. El cielo gris saludaba a la lluvia. Ella no se presentó. ¿Temperatura? 9 grados. Las puertas del tren se abren y comienzo a desgastar calzado vía BilboRock. Camino abrigado, pensando en los conciertos de esa noche: Simca+Audience+12Twelve+Ya te digo.

¿En la sala? Calor, gente, buena música, ambiente y ganas de pasarlo bien. Mi primer trago de cerveza.

Puntual. A las 20:30 comenzaron el recital de conciertos los basauritarras Simca. Ellos disfrutaban. Nunca antes les había visto. Muy interesantes. Un sonido guitarrero, rockero. Hablamos de post-hardcore línea Aina. Verdaderamente disfrutaban en el escenario. Muy frescos, buena movilidad, potencia y decibelios. La camiseta de Supersuckers les iba muy bien y a su vez caracterizaba el sonido. Tocaron aproximadamente media hora muy entregada. Sonido algo crudo, de buena escuela. Encaja perfectamente entre las bandas B-Core. Tras el concierto charlamos. Muy amables. “La mayoría de los temas son nuevos, para el nuevo disco” . Espero el disco. Espero verles en otra ocasión. Una grata sorpresa.

Mi primer trago de mi segunda cerveza. El calor subía y Audience estaban ya en el escenario. Más gente entraba por la puerta. En la calle el frío arropaba sonriente.

Audience presentaron mucho nuevo material con sonido continuador a Some Lovely Hands On Dry Skins. Una especie de neo-folk les caracteriza. Sus temas son complejos. Son interesantes. Son relajados. Son explosiones. Son originales. Mucho instrumento bien utilizado. Teclados, violín, guitarra, bajo, batería y demás juguetes sonoros van encajándose en la ecuación matricial portadora de sentimientos, ilusión y buen hacer. Sonaba alto. Sonaba muy bien. Si mis cálculos fueron correctos presentaban a batería y bajo diferentes a los vistos en veladas anteriores. Repito, si mis cálculos fueron correctos. Me equivoco con facilidad….

Los temas se hilaron a la perfección durante la vida de su concierto. Alguna vez sazonaban la espera entre canción y canción con algún que otro problema técnico que no hacia otra cosa que crear expectación ante el buen concierto que se hicieron. Tampoco fue muy largo. Lo justo para dejarnos con la miel en los labios esperando verles de nuevo.

Voy por la mitad de la todavía segunda cerveza. Charlo con amigos mientras espero impaciente el comienzo de uno de mis grupos entre algodones. Sí, los 12Twelve. Ellos están en el escenario preparando su ataque mientras sus victimas no somos conscientes de lo que se avecina.

Las luces se apagan y el concierto empieza. A mi lado nadie habla. En el escenario nadie canta, nadie se presenta. Solo es música. Seguro que solo es música?. El sonido quizá estuviera más bajo que en conciertos anteriores de los Twelve. Menos asfixiante pero igual de técnico. Los temas fluyen entrelazados y los culpables de la presión sónica a la que somos sometidos están disfrutando de lo lindo. Les veo golpear los instrumentos haciendo que las notas se proyecten dirigidas hasta nuestros oídos, hasta nuestros tímpanos. Le dieron caña.

Me repito: Quizá les faltara un poco de volumen para conseguir un concierto cegador. La gente disfrutaba de ellos y ellos lo sabían. Una extraña química voló por la sala durante su concierto. Algo corto sí se me hizo. Eso es que estuvo muy bien.

La noche avanzaba y solo me quedaba un concierto por disfrutar. Antes paso por el baño. La cerveza traiciona. Cuando vuelvo, Ya Te Digo están arriba. ¿Preparados? ¿Listos? Ya.

Hacia mucho tiempo que no les veía en directo, creo que desde su participación en el Villa de Bilbao. Aquella vez quede sorprendido por este grupo que el Sábado jugaba en casa y consiguió sorprenderme aun más. Fríamente considero que fue el mejor concierto de la noche. Se salieron, así de sencillo. Sonando más fuertes que ninguno, con algún que otro toque post-rockero y con muchas muchas ganas de hacerlo bien y entregarse. Por momentos eran cuatro en el escenario, por momentos eran tres (así les recordaba).
Unas guitarras, voz, melodía, bajo y batería que sonaban perfecto. Cuidando la ejecución de los temas, aun con alguna equivocación al comienzo de uno de ellos y con alguna que otra broma para amenizar al personal. Si, estuvo muy pero que muy bien. Habrá que seguir de cerca los pasos de estos bilbaínos y no dejar de ir a su próximo concierto, eso seguro. Con la audiencia totalmente entregada se despiden YTD. Pero lo mejor esta aún por llegar….

Uno, dos, tres, cuatro, cinco,… Así, poco a poco, el escenario se abarrota con todos los componentes de 12Twelve y YaTeDigo. Es el tema juntos. Es el gran final a la noche. A todos nos atrapa de nuevo el sonido por su fuerza, carácter, unidad y garra. Ocho músicos tocando para ellos. Lo que no saben es como nos gustó a los que estuvimos abajo. Pobrecitos…. ellos no lo vieron.

Fantastic, really fantastic. Un gran final para una tarde-noche de buenos conciertos.

La gente empieza a salir de la sala con una sonrisa en la boca. Se despiden unos de otros. Sonrío porque he disfrutado. Poco a poco me pongo las sudaderas, una encima de otra. Salgo a la calle. El frío se estampa contra mi cara y me hace volver de mi sueño, qué cabrón.

Aplausos! , Aplausos!
…… y el telón se cerró……..

Ahora? Esperar otro mini-festi como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.