Queens of The Stone Age – La Riviera (Madrid)

Con puntualidad exquisita irrumpieron Queens of the Stone Age en una Riviera abarrotada y entregada de antemano; poco importaba –algún plumilla tiene que decirlo- que su reciente Era Vulgaris fuera un truño; su primera trilogía discográfica es un legado inmortal y Lullabies to paralyze un encomiable ejercicio de espeleología oscura que con el tiempo se valora en su justa medida, y además estos bandarras son buenos, muy buenos en vivo.

Su concierto se fundamentó en dos binomios: una actitud demoledora y concisa unida a un sonido saturado y limpio. Asimismo, qué puedo decir, tienen los santos cojones de abrir con “Hanging Tree” y recuperar “In the Fade” sin la presencia de Mark Lanegan, tocar “Millionaire” en los bises con Nick Oliveri en el limbo e incluso obviar singles básicos como “No One Knows”.

Encima, se gustan, y pese a la ausencia del elemento esquizoide y locura primeriza, calzan una sobriedad que luce en los temas exigentes (“Turnin’ on the Screw”, “Tangled Up in Plaid”). Por si fuera poco, son máquinas milimétricas en la ejecución y clavan por igual apisonadoras como “Burn the Witch” o ese brutal final con “Song for the dead” que black & deckers como “Sick, Sick, Sick”. Y es que, hasta las estatuas de la sala movieron el culo con encadenados tan adrenalíticos como la sexy “Make it wit chu” y el pepinazo de “Little Sister”.

En fin, creo que les queda claro, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.