Salva Alambre – Electromagnetismo (Repetidor)

Hace un par de años ya hablamos en esta sección de las bondades de este excelente músico murciano. Salva Alambre debutó a su nombre con Matemática Ingenua (2018) que cobijaba en sus surcos la inclinación por los ambientes psicodélicos sesenteros pasados por el tamiz de una electrónica aventurera y que sonaba bajo patrones actualizados. Sonidos oscuros y bailables, con Joe Meek en el horizonte, y Panda Bear como invitado a una futurible fiesta en Marte.

Extraigo la carpeta de Electromagnetismo (Repetidor,2020) y en la funda interior me encuentro con toda una retahíla de nombres extraños. Son toda la cacharrería analógica que el murciano usa para extraer los sonidos de su mente y hacerlos algo físico. Sí, este es un disco donde los sonidos se pueden palpar, acariciar. Como las sinfonías de Laurie Spiegel, la que a bien seguro es del agrado del antiguo miembro de Los Alambres. Pues por citar alguno, están varios Moog, los Roland, algún Korg, y demás sintetizadores modulares, pero también maracas, bongos y timbales. Este es un trabajo que funde la electrónica con el trote tribal, festivo incluso, pero sin dejar nunca de lado el pop. Entre tanta capa de loops, y las desconcertantes capas de texturas hallamos bellas melodías que se alzan majestuosas entre toda esta corriente incandescente de notas indómitas.

Los ecos a Silver Apples y Aviadro Dro resuenan en gemas como “Combustión Espontánea” (este tema inicial podría estar habitando en la mente de Servando Carballar), “Mi Angel Oscuro”, o “Faraday” (ésta parece un homenaje a Morton Subotnick por esa atmosfera acuosa).

En “El Umbral” opta por el pop con cadencias tribales en una oda al paisajismo analógico, y el minimalismo retrofuturista y ultrasensorial de “Tecnología Obsoleta” y “El Gran Juego” me hace rememorar algunos tramos de la carrera del seminal Haruomi Osono, y esto son palabras mayores. “Electromagnetismo” crea una poética del ruido sinestésico que haría suyo Alan Vega, para acabar este genial viaje interestelar con las ondas concéntricas y sinuosas de “Me Estoy Desintegrando” con Salva emitiendo desde los confines de un mundo de realidad virtual. ¿Para qué descifrar el origen de todo si ya estamos desintegrados? Pues eso.

Escucha Salva Alambre – Electromagnetismo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien