Sigur Rós – Takk… (EMI)

Sigur Rós despierta amor u odio casi a partes iguales. Los hay que los veneran como si fueran una divinidad, y los que piensan que sus canciones despiertan sentimientos suicidas… para con uno mismo. Lo que parece indiscutible es el talento de estos islandeses y su capacidad para despertar emociones, para crear atmósferas únicas. El esperado Takk… no rebaja un ápice la calidad con respecto a sus anteriores trabajos, y parece regresar a la línea del exitoso Agaetis Byrjun. Con canciones épicas y sonidos de cajita de música, este álbum está mucho menos orquestado, aunque anda bien lejos de un disco de rock, por mucho que ellos digan lo contrario. Takk… se mueve sin movimientos bruscos, ganando en optimismo. Han renunciado a la cantidad, para crear temas mucho más concretos, menos “conceptuales”.

“Glosoli” y “Hopipolla” abren el disco de forma grandiosa. Estos temas resumen perfectamente el sonido de la banda, y en ellos se muestra una alegría que parecía contenida en su anterior trabajo ( ). Tampoco se quedan atrás “Sé Lest”, con momentos casi “circenses” o “Gong”, en el que se emplean las guitarras de manera más evidente.

El álbum va perdiendo en intensidad en su escucha, quizá por ese comienzo insuperable. Eso sí, que nadie busque novedades, porque Takk… no hace sino confirmar a la banda en su universo propio. No apto para los ávidos de emociones fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.