Telekinesis!

Canto detrás de la batería, soy una especie de Phil Collins freak

El flamante nuevo fichaje de Merge Records (la casa de Arcade Fire o M Ward) se llama Telekinesis! y es el proyecto de Michael Benjamin Lerner, con el que charlamos para que nos presente su nuevo disco y nos hable, por ejemplo, de su myspace, la distancia o el pop francés de los 60.

Pero empecemos por el principio: Michael Benjamin Lerner aparece en los créditos del estudio Two Sticks Audio en Seattle, propiedad de Jason McGerr (Death Cab For Cutie) y donde se gana el sustento como asistente. Allí grabó sus primeras canciones, que formaron parte del Toulouse Lautrec EP. “La razón por la que grabamos las canciones que finalmente acabaron en el Tolouse Lautrec EP no fue otra que probar el estudio. Jackson (ingeniero del EP) y yo siempre habíamos estado de asistentes en varios proyectos, pero nunca habíamos usado el estudio nosotros solos. Así que un día nos decidimos y grabamos algunos temas. No fue hasta que estuvieron grabados que me decidí a masterizarlos y juntarlos en un EP”.

EP que apareció en una tirada limitada de 100 unidades, totalmente hecho a mano: “compramos cajas de cd, sellos, hicimos 100 Polaroids y nos decidimos a hacer el packaging nosotros mismos. Mi novia estaba por Seattle ese verano y ella tiene experiencia y talento en esto de las manualidades, así que hicimos cada una de las cajas artesanalmente y cada una salió con diferentes dibujos y fotos. Nosotros mismos hacíamos el envío y nos divertimos mucho viendo a qué lugares diferentes del planeta acabamos enviándolo!”.

El Toulouse Lautrec EP adquirió una cierta repercusión gracias a una recomendación que de él hizo Christopher Walla (Death Cab For Cutie) en una prestigiosa revista musical americana. Finalmente el mismo Walla ha acabado produciendo el que es el primer largo homónimo de Telekinesis! “Chris y yo somos amigos desde hace un tiempo. Lo conocí a través de Jason (McGerr) y de Two Sticks Audio. Aunque realmente la colaboración se gestó a través de myspace. Recuerdo estar un día revisando mis mensajes y encontrarme uno bastante críptico de Chris diciéndome que había disfrutado mucho con las canciones que tenía colgadas allí. Un par de semanas más tarde fuimos al concierto de Bremerton con el que Death Cab For Cutie abrieron la gira del Narrow Stairs y fue allí donde me propuso producir mi disco. Estaba halagado y por supuesto dije que sí. Así es como ocurrió!”.

El disco se grabó en cinta en tan solo 12 días, grabando una nueva canción casa día. “No fue algo premeditado. Nunca había trabajado con alguien en estudio, así que pensamos que la idea de grabar una canción al día y empezar fresco al día siguiente para una nueva canción, sería un buen método”. Esta rapidez a la hora de grabar se ha trasladado al disco, consiguiendo que suene muy fresco: “la verdad es que grabamos rápido para poder cumplir con los plazos previstos, y esto nos obligaba a capturar las canciones en el momento, ya que no había tiempo para volver atrás y arreglarlas. Es una manera muy refrescante de trabajar cuando últimamente todo el mundo corta y pega de manera digital. Todo esto se se ha traducido en que las canciones del disco suenen de una determinada forma, y creo que es algo increíble”.

Como resultado de este proceso nos encontramos con Telekinesis! un disco en que se mezclan las melodías luminosas con la fuerza del power-pop y unas letras entre costumbristas e imaginativas, en las que se ve vislumbra una buena dosis de nostalgia: “creo que hay una idea principal de distancia en este disco. Mi novia vive en la otra punta del país y eso está muy lejos. Además, me gusta mucho viajar… adoro viajar! Así que ambas cosas han acabado apareciendo en el disco de una forma u otra, en casi todas las canciones”.

Muchas de estas canciones ya eran viejas conocidas para los visitantes y amigos de su myspace, pero desde luego en el paso de la demo al disco han adquirido una extraordinaria potencia: “eso es todo cosa de Walla. Yo no sabía muy bien qué esperar cuando empezamos a grabar, pero parece que él tenía una visión muy clara de cómo quería que sonaran las canciones. Y consiguiendo este sonido específico, es un auténtico genio”.

La mano de Walla se nota en ciertos sonidos puntuales, en ciertas guitarras y en algunos arreglos con el teclado: “Chris ayudó en el desarrollo de algunas de las canciones, en concreto “Rust” y “I saw lightning”, que necesitaban ayuda extra además de los arreglos. En cuanto a las otras canciones, ya las tenía bastante completas en formato demo, así que no se tocaron demasiado en cuanto a estructura. Pero sí, Chris acabó tocando en algunos momentos del disco y creo que eso ha cambiado la forma en que han acabado sonando”.

En el disco hay influencias de Belle & Sebastian, de Teeneage Fanclub, de los propios Death Cab For Cutie o de Weezer, influencias en las que el propio Lerner está bastante de acuerdo “pero también me encantan los Kinks, los Beatles y otros pilares del pop de los sesenta. De hecho, ahora mismo estoy muy metido en el pop francés de los sesenta. Me fijo mucho en la melodía y la música, dándoles más importancia que a las letras. Me compré un recopilatorio durante la gira y tiene algunas de las canciones de pop francés de los 60 más increíbles que he escuchado”.

Con esas influencias, no es extraño que la música de Telekinesis! se pueda definir como indie pop-rock del de-toda-la-vida. Pero mientras que su sonido sigue un patrón claro, sus directos son otra cosa: “realmente yo empecé en la música tocando la batería, y empecé a componer y tocar la guitarra mucho más tarde. Llevo tocando la batería unos diez años y la guitarra solamente unos cuatro, así que cuando llegó el momento de plantearme que debía interpretar estas canciones en directo, la idea de tocar la guitarra me aterrorizaba, mientras que tocando la batería me sentía más cómodo”. Así, en los conciertos de Telekinesis! podemos ver a Michael Benjamin Lerner cantando parapetado tras la batería (“como una especie de Phil Collins más freak”, como él mismo bromea), mientras el resto de la banda lo componen “mis mejores amigos (David Broecker, Jonie Broecker y Chris Staples) que además de tener mucho talento consiguen que nos divirtamos mucho encima del escenario. Tocar las canciones en directo es realmente increíble”.

Con esa banda “de colegas”, Telekinesis! está inmersa en una enorme gira que les está llevando por gran parte de los Estados Unidos, junto a bandas como Ra Ra Riot o Margot & The Nuclear So & So´s: “el tour está yendo de maravilla, la respuesta es buena y estamos teniendo muchas sorpesas. Es sorprendente, por ejemplo, encontrarte con gente que compró el Toulouse Lautrec EP y ahora el disco nuevo y es muy divertido hablar de música con gente de todo el país”. ¿Y por Europa? “Nos vamos de gira! Entre finales de Mayo y principio se Junio estaremos en Austria y Alemania, donde además de varias fechas participaremos en el festival alemán Immergut”.

Así pues, parece que las cosas pintan bien para Telekinesis! La crítica está siendo favorable, el público disfruta con el disco y las fechas se muliplican en casa y también fuera. Y nosotros comprobamos que Michael Benjamin Lerner es un chaval tan majo y normal como las letras de sus canciones hacían presagiar. Buena suerte, pues.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien