Telephunken – Antibalas (Actua Recordings)

Te despiertas el lunes por la mañana, de nuevo, trasnochaste. Intentas levantarte pero te cuesta. Como cada día, te despiertas con la cadena de música, pero esta vez suena algo diferente: Telephunken. Vientos, percusión, funk, soul, disco y buenas bases son algunos de los ingredientes que Ernesto Sánchez usa para su nuevo disco, Antibalas y que nos dan la dosis suficiente para poder abrir el ojo por las mañanas.

El disco está lleno de funk, soul, scratches, electrónica y todo ellos remezclado de manera magistral. Sonidos que nos llevan a los 70, nos pasean y flirtean con ensoñaciones en las pistas de baile y nos muestran cómo escoger lo mejor de ahora, con la tecnología en nuestras manos, juntándolo con lo más clásico de hace más de tres décadas.

Antibalas está cargado de electrónica e instrumentaciones, pero no sólo se nutre de máquinas y samplers. Colaboraciones de lujo como la de Macaco en “El tumbero” o de Da Punto Beat en “Brother Charles” hacen que este disco consiga su punto entre instrumentación, voz, samplers y remezclas.

Después de su paso por “Nothing” Ernesto Sánchez, zaragozano de nacimiento, se centra en un sonido más abierto de mezcla de estilos que tanto encaja en una pista de baile como en el salón de tu casa. En éste, el tercer disco de la banda, encontramos cortes que rozan el minimalismo musical con teclados, percusión y voz como es el corte que cierra el álbum, “Angel” hasta temas como “Brazil” que podrías bailar o directamente encontrar en la próxima publicidad del coche de moda. Esto demuestra el amplio abanico y el eclecticismo con que Telephunken juega y conjuga en su nueva obra.

Tras su primer disco homónimo y su segunda entrega Nipón, Antibalas se consolida como un fuerte exponente de funk y soul que van de la mano moldeados por la electrónica. Un buen disco que sorprende (para bien) y que merece la pena escuchar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.