The Cynics – Living Is The Best Revenge (Get Hip)

Uno de los grupos añejos del sonido garage: The Cynics. Es que son de los que siguen fieles a sus principios, a su manera de entender la música, de vivir los conciertos y de disfrutar haciendo lo que más les gusta y lo que mejor hacen. Siguen pensando como pensaban hace casi veinte años, fecha en la que surgió el grupo.

El único que queda en la formación desde aquella es el guitarra Gregg Kostelich, el cual, además, es productor y jefe del sello Get Hip, una distribuidora de garage, punk, rock y psicodelia, que además (mira tú por donde) edita a los propios The Cynics. Por ello, es normal que siga en la brecha de la música y sobre todo en este estilo que caracteriza a la banda.

Junto con Gregg, sigue en la banda Michael Kastelic (que entró dos años después de la fundación), el artífice de poner la voz desgarradora a las guitarras cortantes de Gregg. Ellos son los verdaderos The Cynics, los que llevan juntos desde hace casi dos décadas.
Los otros dos miembros del grupo son Tom Hohn, batería, y Smith Hutchings, bajista.

Este Living Is The Best Revenge es el ultimo Lp con el que nos vuelven a sorprender después de… nueve años de espera. Pues sí, parece increíble, pero su último trabajo data del año 1994 y es Get Our Way. Desde aquella fecha, el grupo se dedicó a dar conciertos esporádicos y, más en concreto Gregg, a su trabajo para Get Hip.

Es un disco que sigue una misma dirección: el rock por el rock, conseguir mostrar el sonido garage en plena explosión. Ya decíamos que siguen fieles a su estilo, pero esto tiene un riesgo muy grande: estancarse en un registro y llegar a sonar monótonos. The Cynics es un grupo para amantes de las guitarras de rock and roll, de la voz chillona y estruendosa, … es decir, todas las canciones son “cortadas por el mismo patrón”.

En “Ballad Of J.C. Jones” intentan hacer una canción lenta, pero es que no les sale… No pueden. Es superior a ellos. Convierten lo que para ellos es una balada de rock en una canción de pop.

Para amantes del garage y el rock and roll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.