The Drums – Brutalism (Anti/[PIAS])

A Jonny Pierce le han pasado muchas cosas, y no todas buenas, desde que se estrenase hace casi una década como vocalista de The Drums. Fue entonces cuando el grupo hizo su presentación en sociedad, en base a un conjunto fresco y adictivo que dejó para la historia aquel inolvidable silbidito de “Let’s Go Surfing”. Después llegaron las idas y venidas de otros miembros del grupo y también las rupturas sentimentales, circunstancias todas ellas determinantes en el perfil de las progresivas continuaciones del estreno.

Por el camino, Pierce se vio obligado a asumir el liderazgo total del grupo, así como a evolucionar y madurar artísticamente al ritmo que marcaban los acontecimientos. Fue entonces cuando demostró que su ingenio creativo alcanzaba mucho más allá de los estribillos pegadizos, completando, entrega a entrega, una discografía que de media ralla el notable alto. Y es precisamente ahora, con el que es ya quinto álbum de estudio de los norteamericanos, cuando parece haberse asentado definitivamente en una posición idónea para manejar el devenir del grupo. Un equilibrio que también denota mayor confianza y una claridad de ideas que ayuda al combo neoyorquino a concretar una de sus mejores obras hasta la fecha. Un elepé que se abre con ese trío inicial absolutamente ganador en la secuencia que forman “Pretty Cloud”, “Body Chemistry” y “626 Bedford Avenue”, pero que tampoco pierde cualidades en el “Brutalism” que da título a la referencia, la sentida “I Wanna Go Back”, una “Nervous” deudora de Morrissey o “Kiss It Away” con su marcada línea de bajo. Sin renunciar a la esencia primigenia del proyecto, el grupo prueba una ambición bien asentada en preferencias y, lo más importante de todo, de encantadores resultados finales. Capas de sonido bien elaboradas y situadas con elegancia para apostillar un indie-pop que otorga presencia a los sintetizadores, y tintado con la intensidad idónea para no resultar excesivo.

Brutalism (ANTI-, 19) es un álbum delicioso, cortito, refinado y, sobre todo y en definitiva, bonito. Un lanzamiento que con solo nueve canciones y apenas treinta y cinco minutos de duración, sucede en un suspiro e invita poderosamente a volver a su inicio para una nueva escucha. Y es así, poco a poco y de manera discreta, como The Drums se ha hecho un hueco en nuestra cabeza, hasta el punto de recibir cada una de sus entregas con total confianza y una sonrisa en la cara que no desaparece al degustar el plato.

Escucha The Drums – Brutalism 

Un comentario sobre “The Drums – Brutalism (Anti/[PIAS])

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.