The Fakeband

Hay mucha influencia americana por aquí. No se porque la verdad. Supongo que la costa, el surf, no se… De todas formas cada grupo tiene su propia historia distinta a los demás

A los veteranos de esta casa ya no nos tienen en cuenta. Too late, too bad es, de largo, el mejor disco nacional de 2011. Los culpables son The Fakeband, super banda de expertos músicos, amigos y residentes en Getxo. No son modernos y pagan por ello.

Destaca su querencia por el rock americano clásico; sus guitarras, melodías y armonías vocales se salen del mapa. Muy en serio, un disco precioso que engancha y malacostumbra de mala manera. Hablamos con Txomin Guzmán, principal compositor en este debut.

Sois una banda de músicos veteranos, amigos y, por encima de todo, con ganas de disfrutar tocando. Corrígeme si me equivoco, por favor. ¿Cómo se formó Fakeband? ¿Se ha convertido en un proyecto prioritario o es más un “entretenimiento”?
Efectivamente somos todos amigos y disfrutamos muchísimo tocando juntos pero eso no quiere decir que solo sea un entretenimiento. Para mi es algo muy serio a lo que dedico todo el tiempo del que puedo disponer fuera de mis obligaciones laborales. Ten en cuenta que llevamos como músicos en activo desde hace muchos años, siempre metidos en mil proyectos solos y mezclados. No hemos parado de tocar nunca, somos músicos mas que cualquier otra cosa.

Dedicarte exclusivamente a esto es una locura y ninguno de nosotros ha tomado esa opción. Tampoco conozco a muchos grupos que lo hagan, la grandísima mayoría lo combina con otras formas de vida. Nosotros hacemos lo mismo, combinarlo con nuestros trabajos. Pero te aseguro que es algo muy importante en nuestras vidas. Lo que si que es cierto es que tocamos disfrutando, sin comernos la cabeza con fórmulas comerciales, prefabricadas o a la moda ni nada por el estilo y eso se transmite en nuestra música.

¿Qué tiene esta formación que no tuvieran o tengan otras de las que habéis formado parte?
Tiene todos los años de experiencia que tenemos detrás como músicos. Eso nos permite ser un poco mas solventes a la hora de hacer lo que queremos. Como compositor creo que también he aprendido mucho con el tiempo.

Felicidades por un disco debut que, sin duda, está por encima de la media. Imagino que son canciones con tiempo. ¿Cuándo comenzasteis a componerlas?

Las canciones me salieron bastante rápido. Tuve una época de poco trabajo en la que pude dedicarme a escribir y en un periodo de dos meses hice casi todas las canciones. Es curioso pero solo se me ocurren cosas por la mañana, cuanto mas pronto mejor y como te decía durante esos meses dispuse de tiempo para escribir.

En The Fakeband el influjo del rock americano es muy claro. Primáis las melodías y voces sobre el resto. ¿Dónde os sentís más cómodos? ¿Qué artistas son referentes para vosotros?
Siempre nos ha gustado el rock de guitarras. Americano, británico, un poco de todo. El tema de las armonías vocales es algo que hemos hecho desde siempre. Creo que hay mucha mezcla en nuestro sonido. Es cierto que se aprecian claramente influencias de los clásicos americanos pero no creo que sea un disco ortodoxo en ese sentido. Hay un poco de todo. Beatles, Dylan, The Band…

Smile, Sweet Oblivion, vosotros… ¿American Getxo?
Hay mucha influencia americana por aquí. No se porque la verdad. Supongo que la costa, el surf, no se… De todas formas cada grupo tiene su propia historia distinta a los demás.

“Too late, too bad”. ¿Por qué ese título? ¿Qué virtudes destacas del disco?
Es una idea que aparece constante en varias canciones. Significa algo así como “Lo siento, ya es demasiado tarde”. En el fondo es una visión madura y optimista de la vida de aceptar lo que tienes de forma serena. Creo que el mayor activo del disco son las canciones en si. Solo es eso, un disco de canciones para escuchar tranquilamente.

Imagino que componer sin presión, ensayar tranquilamente y darle muchas vueltas a una misma canción hasta bordarla… todo eso se ve reflejado en este disco. Todos los arreglos y detalles están muy cuidados. Sorprende lo muy bien que suena cada tema… ¿Cómo planteasteis la grabación y dónde fue? Seguro que os quedasteis satisfechos con el resultado.
Muchas gracias. A mi también me sorprende como suena. La grabación la hicimos a medias entre nuestro local de ensayo y el estudio de Alberto Rodriguez. Hoy en día se puede hacer cosas de bastante calidad técnica con un ordenador y unas cuantas máquinas. Alberto es un crack y sacó petroleo en la mezcla. La verdad es que le dedicamos mucho tiempo y fuimos arreglando las canciones a medida que las grabábamos. Estamos muy contentos con el resultado.

Decís que se grabó con pocos medios y mucho cariño. ¿Mucha dedicación y pasión sin esperar nada a cambio?
Siempre esperas algo a cambio. Esperas que la gente lo disfrute y lo compre y puedas tocar por ahí y esas cosas. Dedicamos mucho tiempo y trabajo pero lo disfrutamos mucho. Es lo que nos gusta hacer.

En la composición tú llevas la voz cantante. ¿Todos los temas son tuyos?
En este disco todas las canciones son mías, si.

A nivel local se os conoce, otro asunto es fuera del gran Bilbao. ¿Os costó encontrar sello? ¿La autoedición fue una opción?
La cosa está fatal pero poco a poco se nos va conociendo a través de Internet. Además hemos estado unas cuantas veces tocando en Madrid que es donde se cuece todo. Nunca pensamos en la autoedición. Es un rollo. Rock Indiana se interesaron en nosotros enguanto recibieron el cd. Estamos muy contentos con ellos porque tienen una filosofía muy acorde a la nuestra.

Vuestro directos funcionan holgadamente. Están muy trabajados, entiendo. Lo difícil será encontrar bolos, no?
La cosa está complicada pero poco a poco van saliendo cosas. Somos un grupo de directo. Lo de grabar está muy bien pero a nosotros nos gusta tocar. Si no hay concierto, quedamos en el local con unas cervezas y disfrutamos como vacas.

Tras aparecer las listas de lo mejor 2011 y no veros en muchas de ellas, os sentís mal o sabéis que se trata de una acción más de la industria…
Todo lo contrario. Aparecemos como tercer mejor disco nacional del año en Ruta 66 que es una de las revistas mas veteranas y que más nos gustan. También nos reseñaron en El País digital. Además estamos incluidos en listas de multitud de blogs que aunque parezca que no los lee mucha gente y tienen cierta repercusión. Tenemos la sensación de que el disco está teniendo unas críticas muy buenas y estamos muy contentos en ese sentido. Es cierto que en algunos medios más grandes o importantes no nos han incluido en esas listas pero es que algunos de ellos ni si quiera conocen nuestra existencia. Creo que para la poca promoción que hemos hecho el disco a tenido mucha repercusión.

Hay que apuntar que en varios blogs sí han dado buena cuenta de las virtudes de vuestro debut… Por cierto, ¿grabaréis nuevos temas en este 2012?
Como te decía antes esos blogs tienen mas importancia de lo que parece porque los lee mucha gente. El verte incluido en esas listas siempre es positivo.

Estamos trabajando en nuevas canciones pero creemos que “Too late, Too bad” tiene todavía recorrido y no estamos pensando en grabar aún, más bien en seguir presentando el disco en directo.

Considero que la promoción que los grandes aficionados hacen de propuestas como la vuestra a través de blogs y redes sociales, no tiene precio. ¿Qué opináis sobre lo mucho que las nuevas tecnologías están aportando a la música minoritaria?
Hoy en día utilizando buscadores como Google introduces el nombre de un grupo y un pequeño blog tiene casi las mismas posibilidades de aparecerte en pantalla que la web de Mondo Sonoro, por ponerte un ejemplo. Está claro que si quieres tener repercusión masiva es necesario aparecer en las grandes pero ya no es como antes que si no estabas en esos medios no existías.

Está claro que todo a cambiado con Internet, la distribución, la promoción… Ya no dependes tanto de las grandes marcas para ofrecer tu propuesta. Creo que la industria todavía no está adaptada a todo esto, sobre todo en el asunto de las ventas.

¿Cómo fue la experiencia de telonear a Willie Nile en el Kafe Antzokia?
Fue muy buena. Tocamos bien y a raíz de ese concierto nos dimos a conocer para mucha gente, nos dio mucha vida. Los teloneos son fundamentales para un grupo como nosotros porque es la única manera de tocar delante de mucha gente.

Para terminar, imagino que sois seguidores de los Jayhawks. Su último trabajo ha sido una decepción para la mayoría. No tiene que ser nada fácil mantener un alto nivel compositivo…
No lo he escuchado lo suficiente pero lo poco que he oído me gusta. El estilo de música que hacen está totalmente basado en la calidad de las canciones, melodía y letra. No existen otros ingredientes como estéticas modernas, actitudes innovadoras, producción etc… Eso hace que todo dependa de la inspiración de los autores a la hora de escribir canciones y eso es algo muy difícil de mantener a un mismo nivel a lo largo de una carrera. Viene y va…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.