The Goon Sax – We’re Not Talking (Wichita/[PIAS])

Esperaba con ganas el segundo asalto de los jovencísimos The Goon Sax. El anterior disco, Up To Anything (2016), me dejó realmente impresionado por su aproximación al pop desde una óptica desacomplejada y un tanto naïf. Los desvelos del cuaderno de notas de tres adolescentes que despiertan al amor, tienen que lidiar con las nuevas tribulaciones de la edad, y garabatean los anhelos oteando un horizonte no muy lejano. La inocencia aún no sobornada.

Los de Brisbane se hacen mayores, y eso tiene un reflejo en las canciones de este notable “We’re Not Talking” (Wichita, 2018). El paso de la adolescencia al despertar de la madurez no solo se nota en el acabado de las canciones (aportación de una sección de cuerda que acicala las partituras, y un mejor juego de armonías vocales) sino también a nivel lírico, en donde la narrativa escudriña nuevos ángulos con los que encarar las relaciones de pareja, el desasosiego ante lo desconocido, y en definitiva nos hallamos ante el vivo retrato del angst adolescente.

Preciosas canciones conducidas con brío por la voz de Louis Forster (retoño del gran Robert Forster) que guardan todo el fulgor del espíritu insobornable de Jonathan Richman en cortes como “Make Time 4 Love” y “Love Lost (ésta tiene un arreglo de cuerdas muy cercana a los The Smiths, y tiene versos que retratan estampas de urgencia juvenil como So I look through film stores wondering what I should bring/So I forget what movie I originally wanted to see/And it’s hard to decide what to read/It’s so hard to be who you want me to be”).

El trote garagero impulsa “She Knows” con un trenzado de guitarras que me recuerda a Television, y una  Riley Jones, batería del grupo, haciendo el contrapunto en los coros. La hermosa “Losing Myself” evoca a los Young Marble Giants y el fraseo de Forster es casi declamatorio. Jones toma el micro y se agradece: su dulce voz lleva en volandas la agridulce balada “Strange Light”, mientras que la herencia The Go-Betweens tenía que hacer aparición, claro, y lo hace a lo grande en “Get Out”, “A Few Times Too Many”, y “Sleep EZ” (aquí arrimándose a las ascuas de Lou Reed) dan buena fe de ello. Pop de muchos quilates. Un Coming of age rutilante.

Escucha The Goon Sax – We’re Not Talking

Un comentario sobre “The Goon Sax – We’re Not Talking (Wichita/[PIAS])

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.